Piden prisión perpetua para el acusado del brutal crimen de Mairel Mora

El fiscal Javier Barda solicitó la máxima pena para el único imputado Martín Vivas quien ya se encuentra purgando una condena a prisión perpetua por el asesinato de una remisera. En tanto, la defensa pidió la absolución del acusado. Vivas dio su última palabra. El martes 14 de julio se conocerá la sentencia.


El fiscal de delitos especiales Javier Barda pidió la pena de prisión perpetua para Martín Vivas, único acusado por el femicidio de la trabajadora sexual dominicana Mairel Mora ocurrido en octubre de 2010, durante la jornada de alegatos llevada a cabo este martes en los Tribunales de Azul. En tanto, la defensora del acusado, Adriana Hernández reclamó su absolución o en su defecto el cambio de carátula por una pena mínima.


El primero en alegar fue Javier Barda, encargado de realizar la acusación. Indicó que en base a los testimonios brindados en las audiencias quedó acreditado que tras "mantener relaciones sexuales" el acusado "agredió brutalmente a la víctima" y que la mujer estaba "en estado de inconciencia cuando la prendió fuego".

Dijo que por los testimonios de las trabajadoras sexuales se supo que las mujeres "usaban siempre preservativos" y ponderó el relato de la profesional encargada de realizar la pericia psicológica a Vivas, quien manifestó que este tenía "un conflicto con el día de la Madre" y que lo "trasponía a las parejas".

alegatosmora3


Mencionó el femicidio de Olga Serantes, la remisera que fue asesinada y quemada en su automóvil - hecho por el cual Vivas cumple una pena de prisión perpetua- recordó que ambos hechos se produjeron un "24 de octubre" fecha que el acusado asociaba con el Día de la Madre y mencionó que a ambas víctimas le sustrajo el teléfono celular.


Barda puntualizó que el crimen "empezó y terminó dentro de la obra en construcción" y valoró la prueba de autopsia realizada al cuerpo porque "describe todos los golpes y el estado de indefensión" de Mairel, quien "estando viva se le inició el proceso de carbonización"

Mencionó que en la obra en construcción de calle España y Juan XXIII se "tomaron muestras de varios preservativos" y enfatizó en que en una de ellas se halló "ADN positivo de la víctima como de Martín Vivas" tanto "del lado interno como externo". Par el fiscal, ese elemento prueba que "ambos estuvieron en el lugar del hecho en forma conjunta y mantuvieron relaciones sexuales" sostuvo.
alegatosmora5



Indicó que entre el testimonio de una de las trabajadoras sexuales, quien señaló que el día de los hecho estuvo en el lugar hasta las 22:30 y el arribo del primer policía a la obra al observar un incendio, pasó sólo una hora, por lo que interpretó que Mairel Mora "con la única persona que pudo haber estado es con Vivas" advirtió.

Volvió a insistir con las similitudes del caso y el asesinato de Olga Serantes y retomó el testimonio de Andrea Vázquez, una trabajadora sexual que denunció haber sido agredida por el imputado.

Planteó que Vivas "desarrolla determinados hechos de la misma manera: las aborda en la vía pública, en el horario nocturno, siempre misma franja, y las mujeres son engañadas para llevarlas al lugar donde produce la agresión para actuar con impunidad".


Sostuvo que no hay atenuantes que condicionen el monto de pena y planteó como agravantes los antecedentes de Martín Vivas al igual el "estado de vulnerabilidad" de la víctima. Solicitó la pena de prisión perpetua para el acusado por "Homicidio agravado con alevosía y hurto".


El alegato de la Defensa de Marín Vivas

Luego fue el turno de la defensora oficial, Adriana Hernández quien pidió la absolución del acusado o en su defecto el cambio de carátula por una pena mínima por "Homicidio simple".

Pidió la nulidad de la prueba "porque a Vivas no le dijeron cuando le iban a tomar el análisis de sangre, vulnerando sus derechos constitucionales" y sostuvo que el preservativo hallado en el lugar "lo único que prueba es que tuvieron relaciones" y no la autoría del crimen por parte de su defendido.

Consideró que le prueba presentada es "insuficiente" y sostuvo que existieron "irregularidad procesales".

Respecto al ADN hallado en el preservativo agregó que "no determina ni donde ni cuando ni a que hora" estuvieron juntos los involucrados ni tampoco que el encuentro se produjera en el escenario del asesinato: "pudieron haber tenido relaciones otro día y en otro lugar y el preservativo pudo ser puesto por otra persona" argumentó.

alegatosmora2



Señaló que "si se analizaron todos los preservativos en el lugar, los abogados no fueron notificados nunca" y dijo que mas allá "que siempre se diga que usaban preservativos" en esa caso de Mairel "puso haber sido obligada a mantener relaciones sin preservativo" planteó.

Además relativizó el testimonio de la trabajadora sexual que sufrió una agresión: "no tiene nada que ver con este crimen" indicó.

También cuestionó el argumento de la fiscalía sobre un patrón de conducta violenta los días 24 de octubre, fecha asociada al Día de la Madre ya que sólo coincidió este día "en 2010" y eso "ocurre cada 12 años" expresó.


Además cuestionó el pedido de agravantes por alevosía. Sostuvo que el lugar era accesible y que la víctima "pudo gritar o salir corriendo" y adujo que pese a la prueba de monóxido en el cuerpo, el autor del crimen "pudo pensar que la mujer ya estaba muerta y la quemó para no dejar huellas" en respuesta al planteo de "indefensión de la víctima"

Dijo que un cuerpo "cuando es quemado si esta vivo queda de forma dinámica" y remarcó que la mujer "no murió por la acción del fuego".

"No fue por alevosía sino que fue un homicidio simple" sostuvo la defensora oficial.

Pidió la absolución para Martín Vivas y en caso que se lo condene un cambio de carátula por la de "homicidio simple".


La última palabra de Vivas

El acusado afirmó que el fiscal Barda lo obligó a "sacarse sangre a la fuerza" y planteó que uno de los testigos mintió, hecho que derivó en la intervención de los jueces, quienes le exigieron que se limitase a dar su última palabra.

"No tengo nada que ver, soy inocente es lo único que puedo decir" manifestó.
alegatosmora


La sentencia se leerá el próximo martes 14 de julio a las 12:30 en los Tribunales de Azul.


alegatosmora4



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario