Piden perpetua para el acusado de matar y quemar a remisera

El fiscal azuleño Néstor Prado consideró acreditada la autoría del crimen por parte de Martín Vivas y pidió la máxima condena por “homicidio agravado” para el único imputado del hecho. El abogado de la familia, Pablo Salerno, coincidió con la condena solicitada por Fiscalía. En tanto, el abogado defensor, Rubén Omar López, cuestionó la investigación y demandó la “absolución plena y total” de su representado. La sentencia se dará a conocer el próximo martes.

------------------------------

Jorge Scotton/ Enviado especial Infoeme

Una intensa jornada de alegatos se vivió este jueves en Azul, durante el juicio oral y público que se sigue contra Martín Vivas por aberrante crimen de la remisera, Olga Noemí Serantes, cuyo cuerpo fue hallado carbonizado el 24 de octubre del 2011 en el interior de un Fiat Siena abandonado, en un viejo basural ubicado en San Martín y Ruta 60.


Los jueces Martín Céspedes, Gustavo Borgui y Joaquín Duba

El fiscal azuleño Néstor Prado, encargado de llevar adelante la parte acusatoria, consideró acreditada la autoría del crimen por parte de Martín Vivas y pidió la pena de prisión perpetua por “homicidio agravado” para el único acusado.

En su exposición, sostuvo que a lo largo de las audiencias quedó acreditado que “el 24 de octubre de 2011 a las 02:45, Vivas abordó el remís de Serantes en el club ‘El Provincial’ con intenciones de robar al menos un celular y una suma de dinero” dijo.

Sobre este último punto, se basó en las declaraciones de distintos allegados a la víctima que sostuvieron durante el proceso oral que Serantes solía circular en su auto con dinero encima.

Para Prado está probado que Marín Vivas ahorcó y mató a la remisera y que “luego agregó elementos combustibles para incendiar el auto”.


El fiscal Néstor Prado durante su alegato

Citó aportes de testigos que señalan haber visto al acusado subir al automóvil en el club “El Provincial” junto a dos mujeres y que indicaron que este se sentó detrás de la conductora.

A su vez consideró clave a la declaración de la ex pareja de Martín Vivas, María Vásquez, y recordó los dichos de la mujer: “Cuando se mandaba una cagada se borraba” citó. Explicitó que el significado de la expresión era “robos” y que la testigo contó que después del crimen de Serantes “estuvo desaparecido tres días”.


Además, el fiscal trajo al debate la reciente imputación a Vivas en el crimen de la dominicana Mairel Mora y trazó una analogía sobre los dos hechos: “la quemó y le robó el celular como a Serantes” sostuvo.

Seguidamente, alegó el abogado de la familia, Pablo Salerno, quien coincidió en la pena de prisión perpetua solicitada por el fiscal azuleño.

Además recordó que la ex pareja de Martín Vivas, había denunciado al acusado por “golpes y amenazas de incendiar su casa con los chicos adentro”.

El abogado que actuó como particular damnificado afirmó que el móvil del crimen fue “para ocultar un delito (por el robo)”, situó en un mapa el lugar donde fue hallado el auto y las cercanías con el domicilio del acusado y el club donde fue abordado el remís.


El abogado Pablo Salerno ubica en un mapa el lugar de los hechos

Por su parte, el abogado defensor, Rubén Omar López, demandó la “absolución plena y total” de Martín Vivas.

Advirtió que “no hay certezas” para condenar a su defendido ni “comprobación fehaciente de la participación de Vivas” en el hecho y criticó que no “hubo otras líneas de investigación”.


Juez Gustavo Borgui

Hizo una amplia exposición basada en el principio de “presunción de inocencia” y opinó que la autopsia al cuerpo de la remisera “tampoco reveló fehacientemente de qué murió Serantes” por lo que consideró que “no se puede hablar de un homicidio agravado”.

Habló de un triángulo amoroso “integrado por Coniglio- marido de Serantes- Fausto Horacio Gómez, - un empleado de la remisera- y esta última” que no fue tenido en cuenta por la investigación judicial, al igual que la persona que halló el auto incendiado y que podría, según sus dichos, haber estado involucrado en el caso.

Agregó que no hay huellas del imputado en el hecho ni testigos presenciales que acrediten la autoría del crimen por parte de su defendido.

Sostuvo que en el hecho hay “varios puede ser” y vinculó a unas diez personas ligadas a los últimos minutos de vida de Olga Serantes que potencialmente podrían ser responsables de su muerte.


Juez Joaquín Duba escucha los alegatos de las partes

Tras su exposición, el fiscal Néstor Prado cuestionó al abogado defensor por aludir a la “presunción del estado de inocencia de las personas” y vulnerar ese principio al vincular a “Coniglio y Gómez en el hecho”.

Por último, el Tribunal otorgó la posibilidad de hablar a Martín Vivas, quien se declaró “inocente” y dijo: “Pido perdón por todo esto, pero me declaro inocente, ya se va a saber la verdad” gritó y luego solicitó no concurrir a la lectura del fallo.


El Juez Martín Céspedes al cierre de la jornada

La sentencia se conocerá el martes 2 de diciembre a las 18:30 horas.






Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario