Peligro al volante: manejaba alcoholizado

El conductor de una Ford Falcon Ranchero conducía bajo los efectos del alcohol en contramano y se le iniciaron actuaciones que fueron remitidas al Juzgado Municipal de Faltas. TOLERANCIA CERO, Cuando el alcohol está al volante.

Este jueves por la madrugada, en el marco de los controles de tránsito de rutina de la Agencia de Protección Ciudadana, se detectó a un conductor con alcoholemia positiva. La Agencia de Protección Ciudadana procedió a iniciar actuaciones que fueron remitidas al Juzgado Municipal de Faltas.

Desde la Secretaría de Prevención y Atención Sanitaria se hace hincapié en la importancia del alcohol cero a la hora de conducir.

El hecho se registró a la 01.30 de este jueves, en 9 de Julio y Azoprado, cuando se procede a interceptar una camioneta Ford Falcon Ranchero el que se encontraba circulando a contramano por calle 25 de Mayo desde avenida Avellaneda hacia avenida Pueyrredón.

Tras ello se procedió a retener el vehículo, y a labrar el acta de infracción por distintas faltas: circular sin seguro obligatorio, a contramano, realizar maniobras intempestivas, retención de licencia de conductor y alcoholemia positiva (2,49%).

Luchini: "Lo ideal sería que cada uno de nosotros actuemos a conciencia y pensando en nuestra propia seguridad y la del prójimo".

Las actuaciones labradas por personal de Protección Ciudadana fueron remitidas al Juzgado de Faltas para que determine el tipo de sanción.

TOLERANCIA CERO

Más allá de lo que establece la ley está comprobado que cualquier nivel de alcohol en sangre disminuye las capacidades que exige el hecho responsable de conducir.

El Jefe de Emergencias del Municipio, Dr. Pablo Luchini, recordó también (como todo) que lo que se espera es un cambio colectivo de conducta, y en la necesidad de implementar la designación de conductores responsables, contribuyendo de esta forma a un tránsito más seguro para todos.

En cuanto a la normativa legal, el Dr. Luchini explicó que más allá que por Ley una persona está amparada al consumir hasta 0,5% de alcohol, pero antes ya hay signos a tenber en cuenta. "Lo primero que pasa es que desaparecen las inhibiciones sociales, entonces ya se está menos condicionado por lo que históricamente se aprehende de cómo hay que comportarse en sociedad. También se reduce la angustia y disminuye el sentido de la responsabilidad. Un vaso de cerveza, habiendo comido, con todos los atenuantes, ya aumenta el riesgo a la hora de conducir, si bien es un riesgo bajo ya es considerable respecto al riesgo nulo".

Ser conscientes de este tipo de conductas es el que transforma un accidente vial en un siniestro, son hechos que se podrían evitar.

MUEREN JÓVENES MENOS A 35 AÑOS

Explicó Luchini, "es muy importante el compromiso y la colaboración de los papás. 'Luchemos por la Vida' publica una estadística que dice que en Argentina la mitad de los muertos en accidentes de tránsito son menores de 35 años. Hay una tremenda cantidad de población joven que fallece en siniestros viales. Por eso recurrimos al accionar de los padres, el charlar, el educar, el concientizar, es muy importante".

Por último, el Jefe de Emergencias consideró: "Lograr esta conciencia netamente preventiva es muy difícil. No tomar alcohol al conducir, usar siempre el cinturón de seguridad, casco al conducir moto o bicicleta, etc. Lo ideal sería que cada uno de nosotros actuemos a conciencia y pensando en nuestra propia seguridad y la del prójimo. Pero en la práctica no es tan fácil, entonces además de educar en concientización vial para prevenir accidentes, el control siempre es necesario".

Fuente:

Deja tu comentario