Payamédicos continuarán trabajando en el Hospital Municipal

Se renovó el convenio con el Municipio para seguir con las tareas que vienen realizando desde el año 2013.


El Gobierno Municipal y Payamédicos renovaron el convenio mediante el cual se les permite a los integrantes de esta organización la realización de prácticas no rentadas, en los servicios de Clínica Médica y Pediatría del Hospital Municipal "Dr. Héctor M. Cura".


La renovación del convenio se realizó en la sala de reuniones del nosocomio local, con la participación del subsecretario de Salud Pública, Germán Maroni; la directora asociada, Viviana Aguilar; y los payamédicos Sonia Iacomella, Leonardo Lovecchio, Estefanía Occhi y Belén Pereyra.

Para formarse como payamédico no es necesario ser un profesional de la salud


"Desde 2013 estamos trabajando de manera ininterrumpida en el Hospital. Somos egresados de la primera formación de payamédicos a nivel local. Nos recibimos en 2012, salvo Leo (Lovecchio) que corresponde a la segunda formación. Hasta la fecha contamos con tres formaciones de payamédicos" explicó Sonia Iacomella.


Cabe destacar que para formarse como payamédico no es necesario ser un profesional de la salud. Basta con ser mayor de 18 años, tener estudios secundarios completos y muchas ganas de ayudar al paciente durante su hospitalización, contribuyendo a la mejora en su estado de ánimo y a una estadía más confortable dentro de la situación de vulnerabilidad por la que está atravesando dicho paciente.


Pueden cursar tanto médicos, psicólogos, enfermeros, estudiantes de medicina y psicología, profesionales de la salud, artistas y otros profesionales, como así también aquellas personas interesadas con o sin experiencia en la técnica del payaso u otras artes escénicas.


La formación de payamédico incluye una instancia teórica, que incluye contenidos vinculados a la psicología y la biosegurdad; y una práctica, en la que se trabajan técnicas teatrales y de clown. "Una vez finalizado el curso, se realiza lo que nosotros denominamos 'payantía', con intervenciones en Hospitales" explica Estefanía Occhi.


Cada intervención está dirigida al paciente, a los familiares o acompanantes, a los profesionales de la salud y al personal del nosocomio. Los payamédicos se dirigen ya con sus vestuarios a donde está el paciente. Una vez que sale del lugar donde se coloca el vestuario, ya deja de lado el "yo" y va con su payaso que es un encuadre protector. El objetivo principal del payamédico es el paciente hospitalizado para el cual previamente elabora en forma grupal, una estrategia, no obstante las intervenciones incluyen a acompañantes, familiares, equipo de salud, administrativos y todos los existentes que se le cruzan en el camino.


El payamédico interviene dentro del campo perceptivo del paciente, allí donde este los pueda percibir. El payamédico produce teatralidad donde el paciente lo registre. Si el paciente está en condiciones de moverse o deambular, se incentiva esa posibilidad para facilitar el paso a la actividad lo cual desarma rigideces regresivas.


Justamente a todo esto se refirió Sonia Iacomella: "Cuando aparecemos, es muy lindo observar las caras: nosotros irrumpimos, rompemos el espacio, abrimos puertas y asomamos con nuestras cabezas con sombreros de colores. En ese momento uno deja de ser uno para ser payamédico. Entre nosotros nos llamamos por nuestros nombres de fantasía, y empieza un juego. No tenemos libreto, vemos qué sale, improvisamos según el paciente".


"A veces la intervención es sólo una mirada. A veces no quiere el paciente vernos" aclara Iacomella, a lo que Estefanía Occhi agrega: "La persona que está hospitalizada, en condición de vulnerabilidad, no puede decir que no al tratamiento, no está en condiciones de negarse a estar hospitalizado, entonces es importante que respetemos su decisión de decir que no a nuestra intervención, algo que otra vez irrumpe en su intimidad. Empoderamos su decisión, la respetamos. De ninguna manera lo tomaríamos a mal, no nos daña que nos digan no", aclara Iacomella.


"Cada intervención es diferente a la anterior, aún trabajando con los mismos pacientes. Para nosotros esta tarea es hermosa, un rato en la vida de nosotros para ayudar a los demás", concluye Iacomella.


La misión de payamédicos es contribuir a la salud emocional del paciente hospitalizado. Para tal fin se utilizan recursos psicológicos y artísticos relacionados con juegos, música, teatro, payaso teatral, magia y el arte humorístico en general.


Los payamédicos realizan intervenciones con un abordaje a través de la técnica de payaso adaptándola al ámbito hospitalario con una ética, estética y deontología propia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario