El fuego arrasó con más de un millón de hectáreas en tres provincias

El fuego arrasó con más de un millón de hectáreas en tres provincias

Así lo revela un informe elaborado por el INTA. Altas temperaturas, baja humedad y gran cantidad de pasto seco disponible dificultan el control. Preocupación de Confederaciones Rurales Argentinas por la situación de productores agropecuarios afectados por el dramático siniestro.

A fines de 2016, la región comprendida entre las provincias de La Pampa, sur de Buenos Aires y norte de Río Negro presentaba condiciones de extrema peligrosidad para la ocurrencia de fuegos.


De acuerdo con los especialistas, la acumulación de grandes volúmenes de materia seca fina sumado a tormentas eléctricas secas –casi sin precipitaciones–, altas temperaturas y baja humedad relativa en el ambiente predisponen el comienzo del fuego y dificultan su control.


Actualmente hay más de un millón de hectáreas afectadas, de acuerdo a los datos e imágenes satelitales relevadas por el INTA.


En este sentido, Nestor Stritzler, director del Centro Regional La Pampa-San Luis del INTA, indicó que en esa región "suman más de 400 mil las hectáreas afectadas por el fuego desde el comienzo de los incendios –diciembre–. Cuando comienza el fuego y, sobre todo, con la presencia de vientos intensos es muy difícil de controlar", expresó Stritzler quien agregó: "El incendio está localizado en una zona de bosques y afecta al Caldén, un bosque único en el mundo".


A las hectáreas afectadas en La Pampa, se suman al menos 500 mil de Río Negro y las 150 mil de Buenos Aires.


El comunicado de Confederaciones Rurales Argentinas

"El voraz incendio que azota a gran parte del norte de la provincia de Río Negro, regiones de La Pampa y un sector de la provincia de Buenos Aires, promueve la preocupación de Confederaciones Rurales Argentinas por el presente y futuro de los productores agropecuarios afectados por el dramático siniestro.

Si bien las causas de los incendios en muchos casos parecen ser naturales (empujadas por una fuerte caída de rayos), una vez concluido el siniestro requerirá de la intervención y un gran esfuerzo económico de las autoridades políticas municipales, provinciales y nacionales para reinsertar las condiciones de producción a las zonas afectadas.

La recuperación de la cobertura vegetal, luego de un incendio de tal magnitud, lleva años. Sabemos por experiencia que en el transcurrir de ese tiempo es el productor afectado quien permanece en la más absoluta soledad tratando de recuperarse anímica y materialmente.

Requerimos a las autoridades que dispongan de los medios necesarios para apagar el fuego, como asimismo proveer el acompañamiento integral a quienes resultaron víctimas directas de este fenómeno. En este sentido instamos al Ministro de Ambiente y desarrollo sustentable de la Nación a procurar, en consecuencia, los recursos necesarios para tal fin.

Nuestra entidad, una vez superada la etapa ígnea, recorrerá las zonas para hacer pública las gravísimas consecuencias que en todos los casos tienen rostro humano y que son los productores que han vivido y trabajado en el lugar".

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias