Nadie se ríe en Janeiro

No pasa un día en que una noticia negativa llegue al comité organizador de los juegos olímpicos. En esta última semana los deportistas no soló se quejaron de las instalaciones dónde tendrán que alojarse, sino que los nadadores pegaron el grito al enterarse que competirán en aguas contaminadas.

Según diferentes delegaciones, el 80% de los departamentos tienen problemas eléctricos e hidráulicos, ya se en los sanitarios, filtraciones de agua en las habitaciones, conexión eléctrica sin funcionar, etc. Encontrándose aproximadamente 200 problemas en el edificio


Argentina confirmó que tomará la medida de buscar alojamiento provisional, cerca de la Villa Olímpica, al igual que Australia. Pese a que Mariano Andrada director de comunicaciones del Comité Río 2016 asegurará que ya se tienen a 630 hombres trabajando las 24hs del día para arreglar los problemas antes del fin de semana.


Párrafo aparte para la situación de los atletas de natación que además de sufrir las consecuencias de un mal alojamiento, deberán nadar literalmente entre desechos humanos, estando en riesgo de sufrir enfermedades provocadas por microorganismos.


Al parecer hace ya 7 años, que las aguas abiertas dónde se realizarán las competencias olímpicas están contaminadas, pero cuando se designaron los juegos olímpicos en Brasil, el gobierno se habría comprometido a limpiarlas.


Parece mentirá pero los problemas culturales y políticos que tiene Brasil, las instalaciones de la Villa Olímpica, ni el mal estado de las aguas abiertas, pararon la realización de los Juegos Olímpicos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario