Nada de chiquito, el Gran Romero

Dentro de toda esta "onda verde" que a cada rato suma popularidad, hay algunos que venimos conectando con la tierra hace tiempo. Para conocer lo que consumimos, para adoptar una postura más responsable con lo que comemos y también para usarlo como una herramienta concreta para desconectar del "mundo loco" en contacto con la tierra madre.

Fotos y nota por Romina "Peque" Reser


Hace más de un año una gran amiga, se casó en Tandil en un día luminoso. Sonrisas y souvenir. De regalo me traje una planta de romero -que además de traer consigo las instrucciones para cultivarla- tenía una receta. Desde el 14 de noviembre del 2014, tengo romero en casa. Y la veo creer al ritmo del recuerdo de aquel día compartido.


chiquito romero.JPG
A Chiquito, ¿le gustará el romero?<br>
A Chiquito, ¿le gustará el romero?

Sobre los beneficios de cultivar aromáticas en casa -ahora con esas mil formas de tener tu propia huerta, hasta vertical- profundizaremos en otra columna. Hoy nos toca esa hierba de fuerte y agradable olor, que combina muy bien con las carnes blancas como el pollo y el conejo, y es el marido ideal para el cordero. Eso sí, todo en su justa medida. El romero es exquisito, pero si te pasas, puede ser invasivo.


El romero es una hierba aromática de fuerte y agradable olor.


A esas papas clásicas hervidas y simples, poneles un toque de romero y levantan un 100%. Lo mismo con las papas al horno. Yo prefiero el fresco, el que arrancas de la ramita.

¿Quién no desea descubrir gustos, otras combinaciones? Los platos saborizados con hojas de esta hierba pueden despertar un matiz de sabor nuevo para tu paladar. Reconocerlo e identificar sus virtudes es un ejercicio de sensibilidad y sabiduría.


IMG_20160421_121256824.jpg
El romero de casa, crece. <br>
El romero de casa, crece.

Como todo, en la cocina también hay que jugar. No te fanatices. Es necesario evitar la monotonía en la paleta de sabores que se utilicen para la confección del menú, por eso un pequeño consejo: usa el romero sólo en una de las preparaciones del día.


En casa se puede tener una maceta de romero fácilmente, no requiere mayores cuidados, más que bastante sol.


Su fuerte aroma y sabor, con notas de alcanfor, pino, nuez moscada y lavanda, impregna los productos con los que se cocina, limitando la posibilidad de mezclarlo con otras plantas aromáticas y especias. Hace buenas migas con el tomillo, laurel, ajo o vino, y es un buen sustituto de la sal. Por ejemplo, Rosa -mi kiosquera- me contó que ella lo usaba cuando hacía empanadas de carne en el campo.


DATO

Una ramita de romero fresco es ideal para aromatizar aceites y vinagres. Bien podría ser tu secreto para darle un toque diferente a ensaladas y aderezos.

La frescura también se puede beber

  • Prepara la clásica agua saborizada, pero esta vez con romero, pepino y limón. Colocá una rama dentro de la jarra de agua y dejala reposar un par de horas para encontrar un sabor sorprendente. Si le sumas unas rueditas de pepino y unas cascaritas de limón, conseguís una insuperable sensación de frescura y bienestar que todo tu cuerpo agradecerá.

  • Cuando querés ponerle onda al clásico pollo al horno, prepará una pastita liviana con miel, limón y una pizca de pimienta. Para pintarlo vas a usar una rama de romero. Todo con amor, siempre. Y claro, esa rama también va a dormir arriba del pollo cuando lo metas al horno. Probálo y me contás.


13082764_10208704785274844_4554287075983025283_n.jpg
Y comieron perdices...con romero, claro.  <br>
Y comieron perdices...con romero, claro.

Paula -mi amiga- sigue felizmente casada en Tandil y el souvenir de aquel día, vive en Olavarría. Porque no sólo nos une el mismo cielo, sino también el romero.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario