Murió en una clínica y perdieron el cuerpo

"Esta no es mi mamá", contestó Daniel Pérez cuando lo llevaron a reconocer el cadáver; la familia asegura que la mujer, diabética, falleció por una inyección incorrecta.

"Perdóneme, esta no es mi madre", contestó Gustavo Pérez a los empleados de la Clínica Los Cedros, en San Justo, cuando lo llevaron a reconocer el cuerpo de su fallecida madre. Finalmente, luego de varias horas de búsqueda junto a la policía, el cuerpo de Secundina Pérez apareció en Burzaco.

Los familiares no nos creían, decían que era un chiste, pero no, es verdad (Daniel, hijo de la mujer fallecida)

"Me mostraron varios cuerpos. Después del primero me llevaron a ver otro y tampoco era", contó angustiado el hijo de la mujer fallecida, que tenía 79 años cuando murió. "No la encontramos. Tuvimos que ir a verificar buscar cuerpos a otras morgues por nuestra cuenta", narró Daniel Pérez en diálogo con los medios presentes.

Daniel aseguró que pedirán una "autopsia completa2, ya que en la clínica privada Los Cedros no sólo perdieron el cuerpo, sino que además no les dieron "ninguna respuesta" respecto a la defunción.

"Vine a buscar a mi madre para velarla y no estaba"

"Mi madre llegó caminando y hablaba con normalidad, cuando vino por un dolor estomacal. Creíamos que era algo que se solucionaba con una buscapina, pero le dieron unas inyecciones y falleció de muerte súbita, por un paro cardiorrespiratorio", contó Daniel Pérez.

Los familiares dijeron que Secundina Pérez estuvo a punto de ser cremada ayer, pero que faltó "un papel" y por eso no se llevó a cabo. "Lo único que yo quería era recuperar el cuerpo de mi madre, eso es lo importante", añadió Daniel.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario