Multan a dueño de perros Dogo por ataque a otros animales

El propietario de los perros deberá abonar una suma mayor a los 12 mil pesos. Además se lo sancionó por contar con un criadero sin habilitación y permitir que los animales estuvieran en la vía pública sin las medidas de seguridad correspondientes. Las denuncias habían sido radicadas en Loma Negra.

--------------------------

El Juzgado de Faltas impuso una multa de 12.430 al propietario de dos perros Dogo que atacaron a otros animales en Loma Negra.

Al mismo tiempo se lo multó por contar con un criadero sin habilitación y permitir que los animales estuvieran en la vía pública sin las medidas de seguridad correspondientes.

El caso fue detectado a raíz de una denuncia realizada en la localidad de Loma Negra onde un particular manifestó “que dos perros de raza Dogo le estaban matando a uno de sus tres perros de raza pastores alemanes”.

Allí tomó intervención la Dirección de Inspección Sanitaria y Bromatología.

Se indicó que el personal constató además “la presencia de seis perros de raza argentino (dos hembras y tres machos adultos, y una hembra cachorra” y que la persona propietaria de los perros “afirmó que solo tres de los perros son de su propiedad y explica que cría esta raza de perros y que está iniciando los trámites de inscripción del criadero”.

De la inspección se determinó que en el lugar donde se encontraban los perros había “falta higiene y orden en el galpón; que no cuenta con seguridad adecuada para esta raza, que es potencialmente peligrosa; el portón que comunican con el exterior se encuentra semicerrado con una cadena. Todos los perros se encuentran en buen estado y condiciones de salud óptimas a la observación. No presenta certificación de salud ni de vacunación antirrábica de los caninos”.

A raíz de lo actuado, el Juzgado Municipal de Faltas encontró responsable al propietario de los perros Dogo de las infracciones a la Ordenanza 3302/09, respecto de la tenencia de animales “circulación en la vía pública sin collar, pretal y/o bozal; por falta de vacunación antirrábica; morder en la vía pública o en domicilio particular sin tomar los recaudos correspondientes; comercializar cualquier tipo de animal sin el permiso o habilitación que correspondiere; por maltrato, abandono, molestias a los vecinos”.


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario