Matar a la suegra, el mito machista hecho realidad

No hay chiste de mal gusto tan clásico y básico que señalar el deseo machista de asesinar a la suegra. En este caso, que llega a juicio oral, la persona que mató no fue el yerno de la víctima, sino su nuera.

---------------------
Mauro Szeta, especial para Infoeme

Mucho palabrerío se ha tejido sobre el mito del deseo masculino de matar a la madre de una esposa. Ese mito ridículo cobró fuerza de verdad en Munro, en noviembre de 2013 cuando Yueh Ou Liu, de 64 años, taiwanesa, -para los amigos y vecinos Ana- apareció asesinada. Según los forenses, la habían estrangulado e intentaron disimular su cuerpo en una valija.

Pero lo extraño del caso, siguiendo la leyenda machista, es que la persona que mató a Ana, no fue su yerno, sino su nuera. La historia oficial, cuenta que, cansada de los malostratos de su suegra, Yi Ling Cheng, la estranguló con una bufanda. Todo pasó en la casa de Son Wei Tsai, el hijo de la víctima, el marido de la homicida.

La causa, ahora, llega a juicio oral. Lo insólito del caso es que la homicida, confesó el asesinato, primero por mensaje de whatsapp. De forma desesperada, se contactó por esa vía con un amigo fletero, y le pidió ayuda. “Maté a mi suegra y la enterré en el jardín. Y ahora la saqué porque tengo que deshacerme del cuerpo”, escribió.

El fletero acercó esos mensajes a una hija de la víctima, quien buscaba a su madre de forma desesperada. Así, se descubrió el asesinato y hallaron el cuerpo en una valija.

La homicida fue detenida, y el hijo de la víctima, también, aunque luego, lo liberaron.

Lo increíble es lo que pasó en la indagatoria de la acusada. Allí, la homicida, se justificó con el argumento de que su suegra "la volvía loca con maldades y la hizo sacar de lugar".

Ahora, en el juicio, la homicida, intentará demostrar que mató en estado de emoción violenta, como respuesta a una de las tantas maldades de la suegra. Final abierto.


Fuente:

Deja tu comentario

Las más Leídas en Infoeme