Matar por despecho

Una infidelidad, un hombre despechado, un crimen brutal. Esa es la principal hipótesis del asesinato de un fotógrafo en La Plata.

--------------------
Mauro Szeta, especial para Infoeme

La sospecha es que lo mató un biólogo despechado. La sospecha es que el biólogo Hugo Castillo, descubrió que su esposa Marcela Kaufman, tenía como amante al fotógrafo Alfredo Galeano, y eso motivo una venganza y cacería criminal.

Hay muchos indicios que apuntan al biólogo, pero no hay prueba directa.

Entre los indicios se mencionan las amenazas telefónicas del acusado a la víctima y el interes del imputado por comprar un arma del mismo calibre que la usada en el crimen.

Otro de los indicios que se sumaron contra el acusado es que le dijo a compañeros de trabajo que su mujer lo engañaba y que si un fotógrafo aparecía muerto, supieran que fue él.

La prueba central que lo complica al acusado es que su celular se activó a 200 metros de la escena del crimen, a la hora del asesinato.

Diecisiete días antes del crimen, el acusado había amenazado a otro supuesto amante de su mujer. Y dieciocho días después del asesinato, le confió a un grupo de personas en Entre Ríos, que su mujer lo engañaba, pero ya tenía su merecido.

Con lo que hay, al fiscal, le alcanzó para detener. Ahora es tiempo de merituar, si la prueba alcanza para condenar. El caso recién empieza.

Fuente:

Deja tu comentario