Más de 2.891 kilos de pescados y mariscos en mal estado: estaban a -1.9º C

El área de Bromatología local, bajo la dirección de Federico Larroudé, detectó un camión de "Pescados para Todos" que transportaba pescados y mariscos, con faltas importantes de higiene, manipulación y temperatura de los productos. Al momento de realizar el control, se registraron los productos a -1.9º C, cuando debieran estar entre -15 y -18 º C. Fue devuelto a planta, precintado.

Un camión de "Pescados para Todos" debió ser devuelto a planta-es decir a la planta de Mar del Plata desde donde provenía- ya que no pasó el control bromatológico. Dentro de los detalles que brindó el Director de Bromatología e Inspección Sanitaria, Federico Larroudé se resalta "falta de orden e higiene dentro del habitáculo (...) para decirlo de una manera por ejemplo, tenían pescados o filetes tirados en el piso". La mercadería -algunas de las variedades que se proponía- no estaba congelada y el máximo que arrojó al ser tomada fue -1.9º C, cuando debiera ser como mínimo -15ºC.

DSC_0009.JPG

El Director del área explicó que este camión –como todos- son analizados cuando entran al partido y pasan por el predio de Bromatología. Llegó a nuestra ciudad alrededor de las 7 de la mañana de este jueves –y según consta el acta, había salido desde Mar del Plata a las 16 horas de este miércoles, con -18º C de temperatura en el habitáculo- es decir, según Larroudé "que no fue un problema de planta (...) sino que ha sido durante el traslado (...) y tampoco sabemos si pararon en Azul a vender como en otras oportunidades", lo que supondría un evidente corte en la cadena de frío.

Más de 2.891 kilos de pescados y mariscos estaban expuestos a una temperatura máxima de -1.9º C, cuando deberían estarlo entre -15º y -18º C.


Sobre la mercadería, el profesional indicó que "las cajas que vienen estibadas estaban todas mojadas, lo que te esta indicando que hay un corte en la cadena de frío, entonces se descongela, moja el cartón y se desarma el estibado" y añadió "cumplían también con todo lo que es el 'papelerío' pero tenían faltan de orden e higiene dentro del habitáculo (...) tenían pescados o filete tirados en el piso".

Finalmente y sobre lo más importante que refiere a la manera en la que deben ser manipulados este tipo de alimentos, Larroudé fue muy claro "se procedió a tomar la temperatura del producto que viene para vender congelado, o sea, sería entre -15 y -18º C –que es la temperatura de freezado y de cualquier freezer de una casa de familia- y el máximo que pudimos tomar fue -2, puntualmente -1.9º C".


022.JPG

Ese registro se enmarca dentro de los parámetros establecidos por el código, si la mercadería estaría expuesta en un mostrador, donde el rango abarca desde 2 a -2 º C. indicó el director. Ejemplificó sobre otras anormalidades que se detectaron dentro del habitáculo y especificó que "los cornalitos por ejemplo, estaban descongelados; o los pescados que vienen enteros como el salmón congelado, que se vende de la misma manera y en este caso porque no se tienen los requisitos sanitarios para poder trozarlo, ellos lo iban a trozar".


CAMIÓN PRECINTADO Y DEVUELTO A PLANTA

El camión después del control bromatológico fue precintado, y acompañado a la salida del partido de Olavarría para regresar a planta y asegurar que no se comercialice la mercadería en mal estado en la ciudad.

Esta empresa coincide con unas de las primeras que también tuvimos que rechazar

Tristemente, según afirmó Larroudé "esta empresa coincide con unas de las primeras que también tuvimos que rechazar (...) y lamentamos por la gente que lo estaba esperando, pero preferimos preservar la salud".



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario