Martín Pizzolo: “Olavarría necesita un Tribunal Oral”

Así lo consideró el fiscal que interviene en el caso del crimen de Tamara Bravo y que próximamente será juez en Lomas de Zamora. Brindó una entrevista al programa “En Línea Noticias” que conduce Jorge Scotton en FM 89.5 donde habló de la situación judicial en Olavarría y el trabajo de los fiscales. Señaló que en el partido se necesitan cinco fiscales como mínimo y que se tendría que instalar un Tribunal Oral en lo Criminal. “Entre el 75 y el 80 % de los debates orales que se originan en Azul son hechos de acá”, aseguró.

------------------

Días atrás se conoció que el abogado Martín Pizzolo, actual fiscal de la UFI 5 fue designado como Juez en lo Criminal en Lomas de Zamora, ciudad de la cual es oriundo. El letrado, que interviene en el caso del crimen de Tamara Bravo, brindó una entrevista a Jorge Scotton en el programa “En Línea Noticias” que se emite por FM Del Sol 89.5.

En primer lugar, habló de la decisión que impulsó el miércoles en la segunda jornada del juicio por el crimen de Bravo, de que su niña de 10 años no declare. “A veces la lógica popular no es compatible con la justicia. Uno dice que si la niña vio el hecho y se le tomó declaración aquella vez hay que volver sobre eso, pero es complicado”, señaló Pizzolo sobre la iniciativa de proteger a la niña de un eventual proceso traumático.



El funcionario detalló que “el sistema penal y acusatorio es de una manera, y en la realidad es muy violenta la circunstancia de declaración delante del victimario. Hay que darle a la gente las garantías y que se sienta contenida mientras declara y tiene al autor del hecho a pasos”.

“Uno está acostumbrado a transitar este camino y es muy difícil generar empatía porque necesitarías un terapeuta que te acompañe a todos lados, pero en algunos casos generar empatía. A mí en lo personal, todo lo que tiene que ver con niños me llega muy en lo profundo. En este caso para mi fue una batalla ganada el hecho de que la nena no tenga que declarar en el juicio”, sostuvo.

En este sentido, se refirió a la situación judicial de Olavarría, una ciudad con más de 110 mil habitantes. “Se necesita mínimo cinco fiscales”, aseguró. “Hay tres, pero inminentemente quedarán dos fiscales y la manera en que se trabaja muchas veces excede a los empleados”, dijo. Esta situación se refleja en uno de los últimos oficios que llegó de la Corte de La Plata donde advierten que cesarán las pruebas toxicológicas y patológicas por falta de insumos. “O sea, hubo una muerte y tenés que buscar donde hacer las pruebas. El sistema no está aceitado por estas cuestiones”, expresó el fiscal.

Martín Pizzolo añadió que “a mi entender, Olavarría tendría que tener un Tribunal Oral para que la gente entienda que tiene sus propia justicia. Tenés un hecho acá y lo tenés que llevar a Azul. Hay que viajar 50 km, los testigos tienen que trasladarse, si no van hay que mandarlos a pedir”, indicó. “Olavarría tiene Juzgado Correccional, de Garantías y los dos tendrían que estar funcionando. Las fiscalías tendrían que estar a pleno y a partir de allí tendría que haber un cambio importante ya que entre el 75 y el 80 % de los debates orales criminales que se originan en Azul son de hechos en Olavarría”, señaló.

El funcionario judicial de 37 años se desempeña hace siete en nuestra ciudad y pasará a desempeñarse en el Tribunal en lo Criminal del Departamento Judicial de Avellaneda junto con Estela Bonafine y Adalberto Conti. Eso deja a los hechos delictivos de Olavarría en manos de tan sólo dos fiscales, Susana Alonso y Viviana Beytía.



Con respecto a su trabajo en el partido, Martín Pizzolo pudo observar que “hay picos de delincuencia” y que la población demográfica ha aumentado, “lo que significa mayor cantidad de gente y aumento de la delincuencia”, dijo.

“Nosotros prevención no hacemos, actuamos después de cometido el delito y si bien la cantidad de causas no ha subido significativamente esto no significa que no haya más delito, sino que hay una cifra negra, que es cuando la gente no denuncia porque descree de la Justicia”, aseguró el letrado y admitió que “siempre insto a la gente a que haga la denuncia”.

Pizzolo también habló de su estímulo a la implementación del juicio por jurados: “A mi me han mirado de costado propios colegas del Poder Judicial; ‘como a este loco le va a gustar que la gente venga y tome la decisión que es mía’. Pero ni el fiscal ni el juez somos iluminados y nos tocaron con una varita, somos abogados que nos especializamos, y la gente tiene que entender qué es el Poder Judicial”, instó. “Cuando se hablaba si había que implementar o no el juicio por jurado se les preguntaba a los abogados y a los jueces, pero yo pensaba ‘vamos a preguntarles a todos’”, admitió el fiscal.






Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario