"Manejar hablando por teléfono es igual a ir con un gramo de alcohol por litro de sangre"

El referente de la ONG "Conduciendo a Conciencia" estuvo nuevamente en Olavarría para brindar charlas a estudiantes secundarios sobre concientización y prevención en seguridad vial. Sobre estos temas habló con Infoeme.

Esta semana volvió a Olavarría Sergio Levin, referente de la ONG "Conduciendo a Conciencia", para brindar charlas a estudiantes secundarios sobre concientización y prevención en seguridad vial.

Sobre estos temas habló con Infoeme el padre de Lucas, uno de los chicos fallecidos en la "Tragedia de Santa Fe", ocurrida el 8 de octubre de 2006, en la cual murieron nueve alumnos y una docente del colegio porteño "Ecos", cuando regresaban de Chaco a Buenos Aires luego de realizar actividades solidarias.

Respecto a las estadísticas que marcan un descenso de los siniestros viales en los últimos meses, Levin sostuvo que "si suben o bajan las estadísticas hoy por hoy a mi tanto no me afecta, lo que más me afecta es ver los cambios de hábito de la gente. Que en el tiempo va a ser lo que traiga que bajen las estadísticas, porque pueden bajar o pueden subir pero para lograr una estadística que baje y se mantenga todavía falta tiempo".

"Para esto se necesita un cambio cultural y para eso hace falta educación, capacitación, sanción y control porque ahí hay un bache importante", consideró.

Al ser consultado sobre la implementación de las foto multas, que prontamente van a funcionar en Olavarría, analizó que "para la velocidad y el estacionamiento pueden servir, pero no se puede tener a alguien en cada esquina mirando la velocidad". En este sentido explicó que "el control del casco no lo puede hacer una foto multa y el control de alcoholemia tampoco. A esto lo tiene que hacer gente que está preparada y que no le tenga miedo a los años electorales entonces no hagan controles porque crean que es pianta votos".

Levin resaltó uno de los problemas más comunes en los últimos tiempos a la hora de manejar: el uso del celular.

"Por estudios que se han hecho, manejar hablando por teléfono o mandando un mensaje es igual a manejar con más de un gramo de alcohol por litro de sangre. Tenés muchas probabilidades de chocar porque no tenés todos tus sentidos puestos en lo único que tenés que hacer, que es manejar"


Explicó que de los 8 mil estudiantes que hay en el Partido de Olavarría, casi la mitad ya han participado de sus charlas (visitó la ciudad en tres oportunidades) y dijo que en cada ciudad que visita la situación respecto a los jóvenes es similar:

"Hay falta de información, los pibes jóvenes transgreden todo tipo de normas y no les importa absolutamente nada a veces. Entonces cuantos más limites les pones mas tratan de transgredirlos, pero creo que el estado ante eso no se tiene que achicar"


"Necesitan que les expliquen las cosas en el idioma de ellos, no alguien que les hable desde arriba de un pupitre marcándolos con el dedo. No tiene que ver la clase social de los chicos, tiene que ver con cómo se para el docente para explicarles algunos temas a los alumnos", aseguró Sergio Levin.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario