Macri analiza vetar el proyecto contra los despidos

"No va a salir. Aprendimos de nuestros errores y no los vamos a repetir", dijo el Presidente sobre la iniciativa de la oposición en el Congreso. Y sugirió que si llega a ser ley, la va a vetar.


Ante el avance de los bloques opositores en el Congreso para sancionar una ley para prohibir los despidos, el presidente Mauricio Macri reaccionó con un fuerte rechazo a los proyectos: apeló a la implementación de una iniciativa que consideró similar en el gobierno de Eduardo Duhalde para cuestionar su eficacia, expresó su confianza en que no será aprobada y sugirió que en el caso de que así fuera la vetaría para evitar su entrada en vigencia.


"Aprendimos de nuestros errores y no los vamos a repetir. Ya probamos en el 2002 con leyes que prohibían, y eso no trajo más trabajo. Destruyó trabajo", salió al cruce el Presidente en un acto en la planta de Cresta Roja, un escenario que calzaba justo para la estrategia del Gobierno: Macri remarcó el regreso al trabajo de "más de 1000 personas" a partir de su reactivación y expuso el caso como la contracara de los proyectos para prohibir los despidos: "Como ciudamos a los empleados de Cresta Roja vamos a cuidar a todos, pero no por la vía de la arbitrariedad, de la imposición, de leyes que nos alejen de ese futuro que todos queremos".


Con el impulso del Frente para la Victoria, el Frente Renovador, el peronismo no kirchnerista, el socialismo y la izquierda, es decir todos los bloques menos los integrantes de Cambiemos, las iniciativas avanzaron con dictámenes de comisión en las dos Cámaras: en el Senado para prohibir los despidos por 180 días y reinstaurar la doble indemnización para los trabajadores que acepten ser dados de baja, en Diputados hasta el 31 de diciembre de 2017 y retroactivo al 1° de marzo. Antes de Macri, ya Jorge Triaca -ministro de Trabajo- había cuestionado los proyectos al considerar que "no ayudan a mejorar las condiciones de empleabilidad". De acuerdo con los referentes de las centrales sindicales, que lograron incluir el tema en la agenda parlamentaria, ya se acumularon unos 110 mil despidos entre el sector público y el privado.


Para fundamentar el rechazo, el Presidente remitió directamente a la doble indemnización para despidos sin causa justificada decretada por Duhalde en febrero de 2002. "La ley no va a salir, los argentinos aprendemos de los errores. Si ya no funcionó, ¿cuál es la intención? ¿Hacer daño? Se profundiza el empleo en negro, precariza a la gente", dijo ayer Macri en privado. En línea con ese discurso, funcionarios del Gobierno mostraron cierta confianza en evitar la sanción del proyecto.


Fuente: Clarín

Notas Relacionadas

Deja tu comentario