Los autos aumentaron hasta un 200% en los últimos dos años

El aumento más marcado se vió en los automóviles de alta gama por los impuestos internos, aunque los 0 Km. más vendidos también subieron hasta un 100%.

Cuando en noviembre de 2013 Axel Kicillof se hacía cargo del Ministerio de Economía, el sector automotor se encaminaba a cerrar el mejor año de su historia en materia de ventas. En un par de meses, primero por la suba de Impuestos Internos y después por la devaluación de enero de 2014, las ventas se derrumbaron.

De un mercado de 960.000 unidades se pasó, de un año a otro, a sólo 680.000 unidades. De un mercado de 960.000 unidades se pasó, de un año a otro, a sólo 680.000 unidades. Para 2015 se espera una nueva caída. La explicación de este fenómeno se encuentra en la fuerte suba de precios que registraron los 0 km en los últimos 24 meses como consecuencia de aquellas medidas.

Es cierto que las mayores alzas impactaron en los vehículos más caros, golpeados por la aplicación de los Impuestos Internos que buscaba desalentar la compra de esos autos importados para frenar la salida de dólares. Por ejemplo, una Hyundai Tucson que costaba en noviembre de 2013 u$s 52.500, equivalía a $ 322.000 teniendo en cuenta que el dólar se cotizaba en $ 6,10. Hoy ese modelo se vende a u$s 82.300 que, al tipo de cambio actual, representan $ 788.434, es decir, un 144% más.

Pero la situación no es mucho mejor para modelos más económicos, que son los más vendidos. En ese caso los incrementos varían entre un 80% y más del 100% en tan solo dos años. Si se tiene en cuenta que los aumentos de paritarias rondaron el 30% anual, la suba de los autos casi duplica la mejora de los asalariados. Ese aumento de la cantidad de salarios que se necesitan para comprar un 0 km hizo que las ventas cayeran fuertemente. Si la comparación se realiza con la inflación que se difunde oficialmente (23,9% para 2014 y alrededor del 15% para este año) la diferencia es mucho mayor.

Hay que remontarse a la crisis tras la salida de la convertibilidad para encontrar una suba de precios tan importante como la registrada en los últimos dos años.

RESTRICCIONES A A LA IMPORTACIÓN Y MENOR RENTABILIDAD
A esto se suman dos agravantes. Por un lado, ante el gran faltante de autos por la restricción a las importaciones, en el mercado se están generalizando los sobreprecios. Esto quiere decir que, en la práctica, los precios de lista no se cumplen, por lo que el aumento real del valor de un 0 km es mayor. El otro dato en contra es que, según reconocen los fabricantes e importadores, la rentabilidad de los autos que se venden según las listas oficiales es menor que la de hace dos años.



Fuente:Ámbito.com

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario