Los 7 mejores lugares del mundo para celebrar Halloween

Desde pueblos infames hasta grandes ciudades con mega festejos. Cuáles son los recorridos que ningún amante del terror debería perder durante la Noche de Brujas.


Halloween es un festejo que, a pesar de sus claras raíces anglosajonas, se realiza alrededor de todo el mundo con diferentes demostraciones, tradiciones únicas, nombres diversos y creencias particulares. Se celebra el 31 de octubre, que es el último día del calendario celta, y fue originalmente una fiesta pagana y las supersticiones siempre fueron el ingrediente propulsor de su popularidad. A pesar de su aceptación mundial y su gradual ingreso a la Argentina, en el país todavía se cuestiona. Sin embargo, son cada día más los pubs, bares y restaurantes que se unen a este festejo con esqueletos de plástico, calabazas con sonrisas macabras y brujas espeluznantes que adornan escaparates y vidrieras con orgullo.


Pero, alrededor del globo, Halloween es una ocasión para ir de puerta en puerta gritando "dulce o travesura", ver películas en cementerios o asistir a las mejores fiestas en casas embrujadas. A continuación, los 7 mejores lugares para celebrar la Noche de Brujas como en ningún otro sitio.


Salem, Estados Unidos


Para obtener la experiencia más terrorífica y completa en Salem, lo ideal es visitarla en el mes de octubre. Esta ciudad de Massachussets, Estados Unidos, se ganó su infamia debido a los juicios por brujerías que terminaron con el asesinato público de 26 personas. El lugar organiza tours especiales por sus rincones más tenebrosos, representaciones de juicios y ahorcamientos, hogueras, fuegos artificiales y desfiles. El Witch House Museum es también uno de sus principales atractivos. Fue en su época el hogar del juez Jonathan Corwin, uno de los que presidió los juicios de Salem.


Transilvania, Estados Unidos


ransilvania quizás sea una de las ciudades con mejor reputación para Halloween. Y esto se debe en su mayoría al Castillo de Bran, famoso por su conexión con Vlad el Empalador, un príncipe de la vida real que se alojó allí en el siglo XV y que tenía la cruel costumbre de emplear estacas para empalar a sus víctimas. Vlad inspiró la historia de Bram Stoker sobre el conde Drácula. Es uno de los centros turísticos más conocidos de ese país, con más de 630.000 visitantes al año.


El castillo de Bran fue, en origen, una fortaleza militar. Vlad el Empalador no poseía el castillo, pero se cree que lo utilizó brevemente durante sus incursiones en Transilvania. También se cree que fue encarcelado en el edificio durante dos meses en 1462, cuando fue capturado por un rey húngaro rival. Vlad empaló a sus víctimas como castigo por fechorías. Según los registros, entre sus víctimas estaban todos los residentes ancianos de un pueblo como venganza por la muerte de su padre y su hermano.


Tepoztlán, México


En México no se celebra Halloween, sino el Día de Muertos, una festividad que dura tres días y que comienza el 31 de octubre. En esta ocasión, como indica su nombre, se celebra a los muertos, y se cree que los espíritus regresan cada año en esta fecha para pasar tiempo con sus seres amados. Cada ciudad en México ofrece una experiencia diversa para festejarlo, y varían los rituales, los desfiles, los bailes y las tradiciones. En Tepotzotlán, jóvenes artistas, familias logran cada año una emblemática fiesta para recordar, entre calaveras catrina y coronas de flores.


Sleepy Hollow, Estados Unidos


El famoso lugar que inspiró a Washington Irving a crear la leyenda del Jinete sin Cabeza es el perfecto para celebrar Halloween. Durante todo el mes de octubre, este pueblo se transforma en el sitio más terrorífico de Estados Unidos.


Una de las atracciones favoritas es la mansión Phillipsburg de más de 300 años, que se convierte en el escenario ideal para todo amante del horror, con vampiros, brujas, fantasmas y efectos especiales increíbles y fantasmagóricos. En el Lyndhurst Castle aparecen los espíritus de la Momia, el monstruo de Frankenstein y hasta del Fantasma de la Ópera. Y, por supuesto, no hay que perderse del Old Dutch Burying Ground, uno de los cementerios más antiguos del país y el lugar de descanso eterno del propio Washington Irving.


Nueva York, Estados Unidos


El Village Halloween Parade de Nueva York es un evento que literalmente cierra el lower Manhattan para una celebración única en el mundo. Establecido en 1974, de este desfile participan bailarines, gente disfrazada y títeres gigantes. Cualquiera que esté lookeado con un disfraz puede formar parte, y los que sólo quieran observar deben llegar temprano para poder obtener una buena ubicación a lo largo de la Sexta Avenida. Y como si esto fuera poco, también se ofrecen actividades como un "Crypt Crawl" por debajo de la Catedral de St. John the Divine o una "ghost walk" donde uno puede llegar a "encontrarse" con el espectro de Edgar Allan Poe. Todo puede llegar a ocurrir en la Ciudad que Nunca Duerme.


Londres, Inglaterra


¿Qué mejor ciudad para pasar Halloween que la de Jack el Destripador? En Londres hay un centenar de eventos relacionados con lo tenebroso durante esta época, y decidir a cuál asistir se vuelve lo más complicado.


Para los que quieren asustarse, la mejor opción es la Dungeon, especialista en crear ataques de pánico desde 1976, es una experiencia interactiva que lleva a los visitantes a encontrarse cara a cara con personajes como Jack el Destripador y Sweeney Todd. También destacan las "ghost walks" por la ciudad.


Nueva Orleans, Estados Unidos


Después de Mardi Gras, Halloween es el evento más destacado de Nueva Orleans, uno de los mejores lugares para este festejo. Las tradiciones de voodoo traídas por los inmigrantes se combinan con los más sofisticados tours paranormales para crear una experiencia sin dudas terrorífica. Se dice que es la ciudad más embrujada de Estados Unidos, y por eso no hay escasez de casas endemoniadas y cementerios escalofriantes. Nueva Orleans también se viste para la ocasión, y es difícil encontrar un hogar sin elaboradas decoraciones en sus fachadas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario