Lorenzetti: Necesitamos criterios de sabiduría humana y no regulaciones rígidas

En un auditorio colmado, con directivos, médicos y representantes del sector, Ricardo Lorenzetti habló sobre la organización de la empresa médica y la relación de los profesionales de la salud con sus empleadores, e hizo un recorrido por los principales cambios del Nuevo Código Civil y Comercial de la Nación en relación a la actividad médica, al tiempo que citó algunos fallos de la Corte Suprema que han sentado precedente.

RICARDO LORENZETTI: "El Nuevo Código Civil y Comercial permite reforzar y regular la economía de servicios."


Así lo señaló el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación al participar como disertante de la II Jornada de Recursos Humanos en Salud que organizó ADECRA – CEDIM. "La organización de la empresa médica es un tema que realmente preocupa por su dinamismo, por los cambios sustanciales durante los últimos años en la organización de la medicina" y agregó: "En este Código no hay precisiones tan detalladas, sino criterios que favorecen la adaptabilidad".



"Nosotros hicimos una diferenciación muy clara entre los límites que existen en el derecho laboral y el contrato de servicios y, en este nuevo Código, hemos puesto el acento en este contrato", mencionó Lorenzetti.



"Todos somos prestadores de servicios: algunos lo hacen subordinadamente y otros no. Esa subordinación puede ser económica -uno trabaja, le pagan un sueldo- , jurídica -el empleador le dice qué tiene que hacer en su trabajo- y por último, técnica -cómo tiene que hacer su trabajo- Sostuvo Lorenzetti.



Así, explicó que, en el caso de los prestadores de servicios autónomos, existe la "facultad de organizar un servicio y darle algunos lineamientos, pero no la de subordinación del derecho laboral."



Si vamos a trabajar a una empresa y nos dicen cómo realizar el trabajo, somos empleados. En cambio, si somos médicos o abogados, nos contratan, pero cómo trabajar lo decide uno mismo, ya que el profesional tiene discrecionalidad técnica.



En cuanto al plano económico, dijo: "El trabajador cobra un sueldo y se somete a un régimen de subordinación económico, mientras que el prestador factura. Lo que hace el Código es reforzar y regular la economía de servicios".


En este sentido, se refirió a la importancia de la regulación del consentimiento informado "para actos médicos e investigaciones en salud", contemplado en el artículo 59 del Código.



El paciente se autoinforma y tiene expectativas muy altas, por eso el médico debe explicar cuál es la realidad. Con el consentimiento, se evitan tantos litigios, dijo Lorenzetti.




Para finalizar, la máxima autoridad de la Corte Suprema de Justicia señaló: "En este nuevo Código hay muchos temas vinculados a la actividad médica que hacen a la organización. Lo que necesitamos son criterios de sabiduría humana y no regulaciones tan rígidas".

Fuente:

Deja tu comentario