Le robaron las motos de competición: “Me arruinaron”

Así se expresó Raúl Dietrich sobre el robo de dos motos de competición Kawasaki modelo KFX 250 por las cuales está dispuesto a ofrecer recompensa. El corredor señaló que “es el dolor más grande porque uno tiene puesto en eso su pasión y muchas cosas en el medio. Años de trabajo, muchos amigos y de golpe te arrancan ese lugar, un pedazo tuyo”, remarcó. Se las llevaron de un galpón ubicado en Urquiza y Coronel Suárez, a dos cuadras de la Comisaría Segunda, donde había otros vehículos.

----------------

Un golpe al trabajo, a la pasión, a un modo de vida, eso significa para Raúl Dietrich, piloto olavarriense ligado al mundo del motocross, el robo de sus dos motos de competición. “Me arruinaron”, expresó en diálogo con Jorge Scotton en el programa “En Línea Noticias” por FM del Sol. “Es algo que me apasiona y es difícil de llegar. Que se te vaya en un pestañear en muy doloroso”, remarcó Dietrich.

El robo ocurrió el sábado por la mañana en un galpón ubicado en Coronel Suárez entre Urquiza y Berutti, a dos cuadras de la Comisaría Segunda. Los ladrones cortaron el candado del portón y luego forzaron otro sector donde estaban las motos.

Lo sugestivo es que en el mismo lugar había vehículos con la llave puesta, herramientas, otras motos “pero fueron directamente a esas”. Se trata de dos Kawasaki KFX 250 verdes, modelo 2010 y 2012 (una combinada con negro y la otra con blanco). “Terminan en manos de alguien que no sabe lo que compra y yo estoy dispuesto a aportar un dinero a alguien que me ayude a dar con las motos. Estoy dispuesto a pagar una recompensa para quien me de una pista”, indicó Raúl Dietrich, quien actualmente se encuentra retirado.

“Es algo que me apasiona y es difícil de llegar. Que se te vaya en un pestañear en muy doloroso. Me arruinaron. Desde lo económico te lo planteás como una gran pérdida pero desde lo sentimental es el dolor más grande porque uno tiene puesto en eso su pasión y muchas cosas en el medio. Muchos años de trabajo, muchos amigos, de golpe te arrancan ese lugar, un pedazo tuyo”, expresó el piloto.

El dolor se suma a la impotencia de una realidad donde “no podés disfrutar de las cosas. Donde no sabés si abrir la puerta de tu casa o no”, dijo y se refirió al robo que sufrió su padre jubilado de 83 años. “Le pegaron mucho, al punto de que casi pierde un ojo, para sacarle sus ahorros”. Este episodio ocurrió en febrero, a metros de donde ocurrió el robo de las motos.

“Yo tengo 48 años, muchos años más para disfrutar de las motos no me queda. Es un esfuerzo de muchos años y ya cuando estás en el declive no podes tener lo que más te gusta que mucho luchaste para tenerlo, la única que te queda es ofrecer plata para que alguien te aporte un dato de donde pueden estar”, consideró Dietrich y explicó que las motos son de cross, no son para usar en la vía pública ya que no tienen luces ni llave de contacto.

“Es una gran pasión, un dinero que me complica y va a ir a parar a un lado que no tiene idea de lo que se trata. Es triste, lamentable”, finalizó el corredor, quien radicó la denuncia correspondiente en la dependencia policial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario