La solidaridad se repitió: más de $550 mil a Talleres Protegidos

La segunda Cena Anual “Olavarría Solidaria” recaudó esa suma a total beneficio de la institución, incluida la subasta de los cuadros de Benjamín Aitala y Milo Lockett que sumó 53 mil pesos. Más de 600 personas asistieron este año a la fiesta en el CEMO que abrió los festejos del aniversario de la Ciudad. Se presentaron shows de primer nivel y al final de la noche se sorteó un auto 0km. Galería de imágenes

-----------------

Más de 600 personas en el Centro de Exposiciones Municipal (CEMO), entre ellas referentes de instituciones, empresas, industriales y políticos, participaron anoche de la exitosa segunda edición de la Cena Anual “Olavarría Solidaria”, que recaudó más de 550 mil pesos para los Talleres Protegidos de nuestra ciudad.

La cifra incluye los 53 mil pesos que sumaron las subastas de los cuadros originales de Benjamín Aitala y Milo Lockett. El evento solidario además dio inicio formal a los festejos de un nuevo aniversario de la ciudad de Olavarría. Contó con varios shows de excelente nivel y sorteos, el más importante, el de un cero kilómetro al final de la fiesta.

Sobre las 23:00 de este sábado, tras la recepción, el locutor Marcelo Manolio dio la bienvenida y presentó un video de la institución beneficiada con lo recaudado en esta edición, que será utilizado para comenzar la construcción de un hogar.

Después de la cena siguió otro tramo protocolar en el que se escucharon emotivas palabras de la directora de Talleres Protegidos, Rosita Muia.

“No voy a olvidarme nunca de esta noche. Estoy feliz de ver tanta gente conocida, con su aporte vamos a construir un hogar muy ansiado por nosotros. La colaboración de ustedes no termina hoy, esto recién empieza, no nos dejen solos en este proyecto que va a ser ejemplo en la Provincia. A más tardar en dos años el hogar va a estar terminado” destacó.

“Esto tiene un valor que no se puede expresar con palabras, no podemos pedir nada más” dijo orgullosa.

Luego, el intendente José Eseverri resaltó que “las ciudades tenemos que ocuparnos de la discapacidad; quienes puedan hacerlo visiten talleres protegidos, se van a ir de allí con mucho amor”.

Explicó que se trata “de un proyecto fantástico, un hogar para aquellas personas que son discapacitadas y quedan sin casa. En esta primera etapa se van a invertir 4 millones de pesos” precisó y “va a quedar en el recuerdo de todos los que han hecho algo muy importante por la ciudad” dijo para cerrar.



A continuación fueron presentados los dos padrinos de la fiesta: los actores Maxi Ghione (quien llegó con su pareja Ana María Orozco -actriz de la recordada tira Betty La Fea) y Gastón Ricaud.

Ambos fueron invitados al escenario para saludar. Maxi fue breve: “Escuché mucho la palabra solidaridad y es lo más lindo que le puede pasar a un pueblo. Estoy feliz, acá pasé los momentos más felices de mi vida” contó.

Gastón consideró el evento “una causa muy importante, sólo vinimos a ser parte de esto. Rosita (Muia), sos un ángel. Tuve la suerte de visitar los talleres y uno se lleva una alegría en el alma, ahí lo que sobra es el amor” expresó.

Por último, se realizó el corte simbólico de la torta con el tradicional “feliz cumpleaños” de fondo.

Y ahí nomás casi de sorpresa arrancó su show Manuel Wirzt. “Vamos a sacar el pibe que todos llevamos dentro” empezó a levantar la noche y a “jugar” con el público. No estaba en los planes y con pista cantó uno de sus temas más conocidos, “Rescata mi corazón”. No faltó el bis: “Loco por ti”. Un verdadero regalo que puso en clima la fiesta.

El rosarino Cristian Amado aprovechó para dar un concierto impecable como el que había ofrecido a principio de año en la cuarta edición de la fiesta “Olavarría se ilumina”, y cerró con la canción “Todo es posible” acompañado por Rosita Muia y los chicos de Talleres Protegidos sobre el escenario.

Al regreso del baile y después de los sorteos, la música siguió con Ramiro Hittaller y Corazón Argentino, y tras la presentación del joven que brilló en el Soñando por Cantar, el Gato Peters le puso la cuota de humor a la cena ya entrada la madrugada del lunes.

Las subastas y el sorteo del auto cero kilómetro quedaron para el cierre de la noche.

El cuadro original de Milo Lockett quedó en manos de Alejandro Spinella por 25 mil pesos, y el de Benjamín Aitala se vendió en 28 mil para el mismo comprador.

El Toyota Etios se lo llevó el número 361 en poder de la empresa Moreira Hermanos.

Y finalmente se conoció el monto recaudado este año: con subasta incluida llegó exactamente a los 557.869 pesos.

Prácticamente es la misma cifra que el año anterior recibió el Hogar de Ancianos en la primera Cena Solidaria, y ahora, ese nuevo monto servirá para comenzar la gran obra proyectada para Talleres Protegidos.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

saffy

empresas

Las más Leídas en Infoeme