La Psoriasis cómo enfrentarla y no excluirse

Es importante sensibilizar y concientizar a la comunidad respecto de esta enfermedad. Parte de "la cura" es la inclusión social de las personas afectadas. NO es contagiosa, y la persona afectada puede llevar una vida completamente normal y plena.

La psoriasis es una enfermedad que llama la atención y despierta curiosidad en su entorno, provocando además una sensación de aislamiento al propio paciente.

Es importante sensibilizar y concientizar a la comunidad respecto de esta enfermedad ya que es la única manera de romper con las barreras que nos alejan de las personas con Psoriasis. Entender que con la estigmatización no se cura nada. Al contrario, parte de "la cura" es la inclusión social de las personas afectadas.

Hay que subrayar que NO es contagiosa, y la persona afectada puede llevar una vida completamente normal y plena.

La Psoriasis es un afección que suele ser visible, característica que puede provocar que el paciente se aísle. Incluso muchas veces el primero que se discrimina es el mismo afectado.

Es primordial no subestimar las emociones encontradas que genera la afección: shock, confusión, exasperación y bronca ante lo que le esta pasando a tu piel; aceptar y convivir con esos sentimientos. Y, fundamentalmente, hay que aprender a quererse, con o sin brotes de la enfermedad. El primer paso para que los demás te acepten es aceptarse uno mismo. Cuando esto se dificulta, es bueno recurrir a terapia o grupos de apoyo.

La Psoriasis es una enfermedad inflamatoria, crónica y autoinmune, es decir que es provocada por el propio sistema de defensas del organismo, que ataca las células sanas del cuerpo por error.

El proceso normal de recambio de las células de la capa superficial de la piel es de 28 días, en tanto que en los pacientes con Psoriasis, este proceso lleva entre 3 y 4 días.

Los factores infecciosos tanto bacterianos, virales u hongos, pueden ser determinados medicamentos, el consumo de alcohol y tabaco, el estrés, los climas fríos, el rascado o fricción frecuente, cambios hormonales, pueden ser los disparadores de la enfermedad y/o empeorar el estado del enfermo.

No es hereditaria, pero hay una predisposición genética para padecerla, y un tercio de los afectados tiene familiares directos con Psoriasis.

Actualmente no existe tratamiento que permita la cura definitiva de la afección. Sin embargo, existen tratamientos que pueden mejorar o incluso disminuir las lesiones, haciéndolas desaparecer de manera temporal. Mediante el tratamiento, se logra mejorar sustancialmente la calidad de vida de los afectados.


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

saffy

empresas

Las más Leídas en Infoeme