La magia de los reyes en una gran fiesta popular

Miles de personas disfrutaron de la 50ª edición de la tradicional fiesta que se supera año a año en la localidad serrana. Los tres Reyes Magos bajaron pasadas las 22:00 e iluminaron las caritas de cientos de niños que aguardaban expectantes por su regalo. Hubo fuegos artificiales y el cierre con los Tekis fue bajo el viento y la lluvia de una imponente tormenta.Galería de imágenes

-------------------------------

Cobertura: Jorge Scotton / Ale Casamayou

La magia de los Reyes Magos volvió a encantar otra edición, la número 50, de la tradicional fiesta en Sierras Bayas. Miles de personas disfrutaron de la noche, la bajada de Melchor, Gaspar y Baltasar.

Las caritas expectantes y ansiosas por ver a los protagonistas del evento se multiplicaban frente a la parroquia Cristo Rey de la localidad, donde se había montado un escenario. Previo a la llegada de los reyes hubo música, teatro y el clásico pesebre viviente.

A medida que la noche avanzaba, en el horizonte, hacia el sudeste se veian los relámpagos de una gran tormenta que estaba anunciada pero la expectativa crecía, más gente iba llegando para el momento más importante de la fiesta. Previo a la aparición de los Reyes se proyectó el documental “Sierras Bayas y el Milagro de Reyes Magos”.



Pasadas las 22:00 aparecieron desde lo lejos y la euforia se apoderó del momento. Melchor, Gaspar y Baltasar bajaron de las sierras en sus caballos saludando a miles de personas, recorrieron la plaza y adoraron al nacido niño Jesús en el pesebre. Fue Baltazar quien leyó la carta a los niños, aunque tuvo que llegar a pie porque su caballo “se asustó y estaba cansado, tras un largo viaje.”

Los fuegos artificiales los adelantaron por la tormenta que estaba cada vez mas cerca, y rápidamente tras la entrega de los regalos, el publico tomó reposeras, sillas mesas y demás elementos de camping para retirarse ante un fuerte viento, que presagiaba la caída de agua que llegó tras el segundo tema del grupo folklórico jujeño Los Tekis, quien iban a coronar una gran noche pero el clima no permitió que miles lo disfrutaran. Una pena solo faltó que la tormenta se retrase unos 40 minutos. De todas maneras llegaron visitantes de todas las latitudes de la provincia de Buenos aires y pudieron emocionarse con la llegada de Melchor, Gaspar y Baltazar.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario