La extraña historia del futbolista que pasó del Torneo Federal A directo al Milan

Con 26 años, Juan Mauri dejará de jugar en Tiro Federal de Bahía Blanca y viajará a Europa para firmar un contrato de cuatro años con el equipo italiano. El interés del club por su hermano José fue clave.

De los suburbios del fútbol argentino al Milan de Italia sin escalas. El ascenso del interior del país, ese mundo en general eclipsado por las luces de la Primera División y del fútbol de los grandes centros urbanos, a menudo asombra por sus particulares historias. Una de ellas es la de Juan Mauri, futbolista de Tiro Federal de Bahía Blanca que viajará a Italia para firmar un contrato por cuatro años con Milan, uno de los gigantes de Europa.

Con 26 años, Juan está ante el gran desafío de su carrera. Su llegada alRossonero se dio por intermedio del representante de José Mauri, su hermano de 19 años. El menor de los Mauri llegó a Italia en 2010 para jugar en el Parma. Luego de que éste se declarara en quiebra y descendiera a la Serie D hace algunas semanas, Milan posó sus ojos en él y adquirió su pase. Pero antes de cerrar el acuerdo, el agente del futbolista incluyó a su hermano mayor en la negociación, le mostró un par de videos al director deportivo del club y se concretó el sueño: de disputar el Federal A con Tiro Federal de Bahía Blanca a firmar con uno de los grandes de Italia.

"Se dio todo muy rápido. Les interesaron algunas cosas mías que vieron en algunos videos y decidieron hacerme un contrato por cuatro años", le indica Juan Mauri a Clarín. El mediocampista central se inició en Olimpo de Bahía Blanca, llegó a disputar algunos encuentros en Primera y luego inició un largo peregrinaje por clubes de ascenso como Gimnasia y Tiro de Salta, General Belgrano de Santa Rosa, Ferro de General Pico y Tiro Federal.

"Esto es muy importante. Pegar un salto así es el sueño de cualquier jugador. Y tengo que aprovechar esto porque me tocó jugar en Primera y no pude tener mucha continuidad", agrega. Una vez que viaje y ponga la firma, probablemente se vaya cedido a otro club, y el Pescara de la Serie B emerge como un destino más que potable: "Mi idea es llegar y hablar todo con el representante de mi hermano. Seguramente me vaya a préstamo a otro club. Voy a tratar de dar el máximo porque confío mucho en las condiciones que tengo".

Los hermanos de Realicó, una pequeña ciudad pampeana de aproximadamente 7500 habitantes, están viviendo un sueño: "Cuando se lo conté a mis compañeros de Tiro Federal se reían y no lo podían creer. En realidad, yo tampoco. Después me felicitaron y me dijeron que le meta para adelante, que no podía dejar pasar esta oportunidad".

"Voy a ser sincero: después de que quedé libre de Olimpo seguía teniendo sueños, pero los veía cada vez más lejos. Hoy tengo esto y lo quiero disfrutar al máximo, pero quiero mantener los pies sobre la tierra por mi propio bien", manifiesta Mauri, quien mantiene la mesura más allá de estar ante la gran oportunidad de su vida.

La espina de no haber podido seguir en Olimpo aún está clavada. Por eso, el futbolista de La Pampa entiende a esta posibilidad en Milan como una oportunidad "para callar a mucha gente". Su voz se torna firme y se despoja de toda duda cuando habla de aquella experiencia. La aspereza de sus palabras delatan su incontinente sed de revancha: "No me fui bien de Olimpo y les quiero demostrar que todavía podría estar jugando en el club. Esto es una revancha y una manera de no darles la razón. Quiero que esa gente se dé cuenta de que se han equivocado".

"Es algo soñado, esto dan más ganas de seguir peleando", concluye Mauri. Milan lo espera con los papeles listos. El jugador que supo transitar por los sinuosos senderos del ascenso comenzará a disfrutar de un mundo hasta ahora desconocido. Del ascenso a Europa, de los suburbios a los grandes rascacielos.

Fuente: Clarín

Notas Relacionadas

Deja tu comentario