Ingeniero local debatió sobre la crisis medioambiental en Berlín

El docente e investigador de la Facultad de Ingeniería, Gabriel Blanco, fue el único experto argentino que participó del encuentro, junto a científicos y representantes políticos de todo el mundo que tuvo lugar en la ciudad alemana. El profesional ya disertó sobre el tema en distintos lugares del mundo y se ha convertido en un importante referente a nivel internacional.

----------------------------
Fuente: Prensa Ingeniería.

Todos los países, desarrollados y emergentes, coinciden en que es insostenible el mundo tal como se encuentra en la actualidad. Sin embargo, mientras discuten entre ellos las culpabilidades, la crisis medioambiental avanza y no aparecen replanteos ni cambios de conducta frente a este preocupante panorama.

Días pasados Berlín fue el escenario de estos arduos debates políticos, donde el docente e investigador de la Facultad de Ingeniería de Olavarría, Dr Gabriel Blanco, fue el único experto argentino que participó del encuentro, junto a científicos y representantes políticos de todo el mundo.

Durante la cumbre mundial, se presentó el Quinto Informe de Evaluación sobre Mitigación del Cambio Climático ofrecido por Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC). El Dr. Blanco explicó que “el IPCC, cada siete años, produce un informe que cubre todos los aspectos posibles del cambio climático. Lo que se presentó en Berlín es la tercera parte del Quinto Informe de evaluación del IPCC, sobre mitigación del cambio climático”. Durante el proceso de elaboración del Informe central, también participó la Mg. Estela Santalla, docente e investigadora de la Facultad.

De este extenso informe se desprende un documento que concentra información vital para que los representantes políticos puedan tomar decisiones y realizar negociaciones entre los diferentes países pertenecientes a la Convención del Cambio Climático de Naciones Unidas. “Para llegar a ese objetivo, es clave la selección de contenidos que se presentan y cómo se presentan” detalló el Blanco.

La reunión en Berlín se relaciona con este proceso de selección porque hubo una reacción negativa de los países en desarrollo, considerando injusto la información que se seleccionó y cómo se presentó. “Considero que en parte tienen razón, ya que se hizo mucho hincapié en lo que sucedió en los ultimo 20 años en relación con la emisión de gases de efecto invernadero” explicó el docente de la Facultad de Ingeniería de Olavarría.



“Si uno se enfoca en el crecimiento de las emisiones de gases de efectos invernadero, producto del crecimiento de las economías emergentes en los último 10 ó 20 años, es una manera de observar las situación. Pero hay que observar lo que sucedió a lo largo de la historia, desde la revolución industrial en adelante" manifestó el investigador olavarriense. Cuando se analiza el trayecto histórico recorrido, "los causantes del problema no fueron países como China y Brasil, sino que los países desarrollados fueron los que más influyeron. Hubo una gran discusión sobre esto y por eso se excluyeron determinados fragmentos del informe que, según algunos países, no reflejaban la verdad. Se modificó el Resumen para Decisores Políticos”, puntualizó el experto.

Fue una reunión muy intensa, con mucho debate sobre quiénes fueron los culpables de tan inminente situación. “El informe hace hincapié en el crecimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero y del crecimiento de las economías de los países en desarrollo, pero detenerse solo en esto es una parte del conflicto”, planteó Blanco. “El problema también son las emisiones de gases de los países desarrollados que siguen estando muy altas, esta cuestión fue la gran discusión en Berlín, y revertir el problema debe ser una voluntad de todos”, remarcó.

Triste panorama

El informe refleja una situación insoslayable, el futuro del medio ambiente es crítico y es necesario un cambio de actitud de todos los países del mundo. El Dr. Blanco explicó que “este informe aporta más evidencia, mediciones y estudios. No se puede mirar hacia un costado”.

Existen tres grandes causas de difícil resolución sin decisiones transformadoras. Una es la producción y el consumo desigual de bienes y servicios incluyendo el transporte. Otra es el aumento de la población mundial, lo que incrementa la primera. Y la tercera es el consumo del combustible fósil, fundamental generador de emisiones de gases.

El investigador de la Facultad de Ingeniería de Olavarría manifestó que la tecnología puede aportar en parte a solucionar el problema, “pero si se utiliza de forma correcta, con un uso con conciencia”.

Por otra parte mencionó la necesidad de bajar el consumo global, pero con equidad. “La idea es bajar el consumo de los que lo hacen en cantidad, y al mismo tiempo mejorar el consumo de los que no consumen, hay que buscar un equilibrio”.

Finalmente, el Dr. Blanco explicó que es inminente un cambio de conducta, ya que “el cambio climático es un problema común a la sociedad global. Todos tienen que formar parte de la solución, la cooperación internacional es imprescindible”, subrayó.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario