Industria cerró 2014 con menor nivel de empleo en cuatro años

La Encuesta Mensual Industrial del Indec dio cuenta de cinco trimestres consecutivos de destrucción de puestos de trabajo en el sector. En el último año achicó la nómina en 2,2 por ciento. Bajó la intensidad laboral

------------------------------

En el último año el sector manufacturero en su conjunto perdió gran parte del terreno ganado en el trienio previo, fenómeno que se reflejó no só lo en la disminución de la producción fabril de 2,5% según las estimaciones del Indec y más intensa en el caso de las mediciones privadas, sino peor aún en la quinta disminución trimestral consecutiva del empleo en comparación con similar período del año anterior, y la sexta continuada respecto de los tres meses previos.

Como se sabe, el despido de personal es el último recurso al que apelan las empresas, no sólo por razones de sensibilidad social, sino también por el alto costo invertido en capacitación. Previamente, optan por disminuir la intensidad laboral, esto es de la cantidad de horas efectivamente trabajadas en planta.

En ese caso, el Indec registró también cinco trimestres consecutivos de disminución interanual, y cerró 2014 con un recorte de tres por ciento. Una de las consecuencias de ese cuadro recesivo fue la pérdida de capacidad de las empresas de convalidar aumentos salariales acordes con el promedio de la economía y se alejaron sensiblemente de la tasa de inflación del 38% que se verificó el último año: subieron 28 por ciento.

La fuente oficial dio cuenta de que el “índice de obreros ocupados”, con base 100 en 1997, descendió el último año a 96,7, constituyéndose en el peor nivel desde 2010 cuando se ubicó en 96,2 puntos.

El registro más alto por parte del Indec se alcanzó en el segundo trimestre de 2013 cuando alcanzó el récord en 16 años de 100,4 puntos.

La contrapartida de la menor intensidad laboral en el sector manufacturero fue un apreciable crecimiento de la productividad laboral, producto de mejor rendimiento del personal, pero fundamentalmente del uso más intensivo de tecnologías prescindentes de mano de obra y mayor generación de producto.

Sobre 20 grandes ramas de actividad, el Indec registró en el último año destrucciones netas de empleo en 17. Las excepciones fueron la industria petrolera, por el impulso de YPF y Panamerican Energy, principalmente; los productores de minerales para la construcción y la fabricación de máquinas y equipos.

Fuente: Infobae.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario