Herrera no pudo, pero dejó todo

Durante las primeras seis vueltas de la final se mantuvo como campeón, luego Machuca avanzó y comenzaron las complicaciones. Retomó la punta de la carrera, pero la rotura de un neumático a una vuelta y media del final lo dejó fuera de la lucha. “Hubiese preferido morir de pie”, dijo desconsolado Agustín.

-----------

El premio coronación del Turismo Nacional en Toay entregó una definición “infartante”, Agustín Herrera fue un digno rival, dejó todo, dio clase de manejo controlando la final con un criterio digno de campeón.

El domingo pos campeonato de Nicolás Pezzucchi, entregó otro domingo de gloría, esta vez no fue con el “uno”, pero con otro deportista íntegro, orgullo de toda una ciudad que se prendió a la definición, y aceleró juntó a Herrera hasta el final.

Faltó poco, el piloto olavarriense largó adelante y comandó durante las primeras seis vueltas la final, hasta ahí era el campeón, pero todo comenzó a complicarse cuando Mohamed logró superarlo y Machuca ya estaba dentro de los 15, como para confirmar su campeonato.



Agustín comenzó a notar el gran ritmo del auto de Mohamed, por lo que buscó junto a Romero ir para adelante. Inteligente y aguerrido los hizo viajar succionados para avanzar, no gastar el auto, y llegar con el Clio entero al final de la carrera.

Así se dio todo, la lectura fue perfecta, porque en el final llegó a los escapes de Mohamed y cuando tuvo el hueco le metió el auto por adentro. A cinco vueltas del final, el olavarriense estaba otra vez en la punta de la carrera, sólo restaba esperar que Machuca se retrasara o que tuviera algún problema.

Pero eso no pasó, al contrario, a la salida de una curva pisó con dos ruedas afuera y el neumático delantero derecho no resistió ese golpe y se rompió. Menos de una vuelta y media faltaba para el final. El campeonato ya no podía ser porque Machuca se mantenía tranquilo en el décimo lugar, pero la rotura lo privó también de terminar el año ganando.

“Una lástima, se rompió la goma faltando una vuelta, quería morir de pie pero la goma no me dejó. Venía muy tranquilo, el equipo me entregó un auto bárbaro, queríamos administrarlo y llegar bien al final, pero la suerte no estuvo de nuestro lado. Disculpas a toda la gente de Olavarría, dejamos todo”, concluyó Agustín con lágrimas y con la bronca de haber terminado con las manos vacías después de un excelente trabajo.

Posiciones finales del campeonato




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario