Hallan por primera vez en la zona, restos de un Gliptodonte

Se trata de una especie que vivió hace 10 mil años atrás. Los restos de este armadillo gigante fueron encontrados en un canal de desagote del arroyo, en una quinta de Ituzaingó norte, por dos chicos que buscaban una chancha que se les había escapado. Inmediatamente se comunicaron con el Museo de las Ciencias, donde quedará emplazado una vez que el Incuapa finalice las tareas correspondientes.

---------------

Olivia Orsatti / Infoeme

Cuando los dos jóvenes que buscaban entre el barro a la chancha que se les había escapado jamás se imaginaron que la punta de esa piedra rara que encontraron iba a pertenecer a un “armadillo” del tamaño de un Fiat 600 que vivió hace 10 mil años atrás.

Metidos hasta la rodilla en el canal de desagüe del arroyo Tapalqué que atraviesa la quinta el Danubio, en Ituzaingó norte, comenzaron con sus manos a desenterrar esa extraña piedra hasta que decidieron llamar al Museo de las Ciencias. A su vez, desde el Museo se comunicaron con el Programa de Investigaciones Arqueológicas y Paleontológicas del Cuaternario Pampeano (INCUAPA) que funciona en la Facultad de Ciencias Sociales de la Unicen, que comprobó que se trata de un gliptodonte.



El licenciado en zoología, José Luis Prado, contó a Infoeme que hace unos días que trabajan en el lugar, donde se hallaron un caparazón “bastante entero”, la cadera y un fémur. “La cabeza no apareció aún, pero seguramente lo haga”, detalló.



Con la coordinación del Municipio y la asistencia técnica de Bomberos, que ayudó a desagotar el agua en el canal, una vez que el ejemplar sea rescatado se instalará en el Museo. Estiman que el proceso llevará entre dos y tres meses. En el lugar, un equipo del Incuapa apresuró las tareas de conservación por las lluvias anunciadas que podrían afectar la preservación de los restos.

De acuerdo a Prado, el caparazón logró ser visto porque el agua erosionó el suelo. “Originalmente midió algo de dos metros por dos metros”, estimó el especialista, quien aseguró que es el primer gliptodonte que aparece en la zona. “En realizad eran muy frecuentes hace 10 mil, 20 mil años atrás en toda la pampa, pero aquí es el primero que se encuentra”, sostuvo.


El doctor Gustavo Gómez señala la punta del caparazón del gliptodonte que llamó la atención de los jóvenes que lo encontraron





Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario