Gestión y tecnología, claves en la proyección hospitalaria

Ese fue el eje del 22º Congreso de Mantenimiento Hospitalario que se realizó en Buenos Aires y contó con la disertación del biongeniero local Pedro Escobar. El profesional habló sobre Gestión de Tecnología Médica en contextos dinámicos e inciertos: “No se trata de analizar qué compramos este mes o durante el año. Hay que proyectar el hospital a largo plazo. Eso implica que en el medio tengas cambios de la gestión y que el proyecto se acompañe”, sostuvo.

----------------
Las innovaciones en tecnología médica que se exponen a nivel nacional e internacional reflejan un escenario de atraso y falencias en el sistema de salud argentino. Este retraso no se limita solamente al aspecto tecnológico, a la aparatología sanitaria, sino que también se desencadena por cuestiones claves en gestión hospitalaria, ante un escenario de crisis y desinversión, y donde la administración sanitaria debe replantear un diseño de estrategias para maximizar sus recursos.

Los últimos proyectos en el campo hacen foco en la articulación de tecnología, gestión médica, administración y arquitectura, tanto en el ámbito privado como en el público. Ese fue el panorama expuesto en el 22º Congreso de Mantenimiento Hospitalario realizado días atrás en el Instituto Fleni de Buenos Aires, donde el docente de la Facultad de Ingeniería Pedro Escobar, disertó sobre “Gestión de Tecnología Médica en contextos dinámicos e inciertos”.

Para el bioingeniero, la gestión de Tecnología Médica implica controlar y supervisar todo el movimiento relacionado con aparatología, infraestructura hospitalaria y distribución de información. A través del área de la carrera de Tecnicatura Universitaria en Electromedicina, la Facultad de Ingeniería ofrece servicios de proyección de tecnología donde además se prevé que los cambios de gestión no afecten la administración del hospital, para apostar a un proyecto realizable a largo plazo. “No se trata de analizar qué compramos este mes o durante el año. Hay que proyectar el hospital a cinco u ocho años”, aseguró Escobar, “y eso implica que en el medio tengas cambios de la gestión, entonces se debe acompañar un proyecto que es anterior a ella, para que nuestro trabajo tenga sentido”, sostuvo Escobar.

Proyectos a largo plazo

A lo largo del tiempo y con una responsabilidad sostenida, se desarrollan estrategias fundamentales. “A veces se puede prescindir de la construcción de alguna sala como para ahorrar plata, pero no de los insumos mínimos necesarios del servicio”, indicó el bioingeniero, por lo que conviene asegurar el stock crítico, tener exceso de equipos, proteger alta complejidad, y fortalecer el mantenimiento interno.

Durante las jornadas se abordaron algunos avances que tal vez llegarán a Olavarría en diez o quince años, pero que son implementados en algunos hospitales nacionales. Por ejemplo, las iniciativas que llevan a cabo organizaciones como la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables con una fuerte impronta en políticas sustentables a través de la reutilización de residuos, su tratamiento diferenciado, la instalación de paneles solares y el ahorro energético.



También se abordó la importancia del rediseño arquitectónico para que los espacios se programen en función de los servicios sanitarios que brindan. “Muchos de los hospitales comenzaron como salas de enfermería, y a medida de que fueron incorporando servicios, se ampliaron, pero también quedaron en su ubicación original, que tal vez no es la mejor”, explicó el bioingeniero Escobar. “La tendencia mundial es que haya un hospital para consulta y un hospital para internación. Ese es el proyecto actual de rediseño general de directriz en todos los hospitales. Eso se pensó en Olavarría y está en marcha. También se pensó para Tandil, donde se están externalizando los consultorios”, detalló el profesional de la FIO.

Escobar también adelantó que hacia el año 2019 se espera que la digitalización de la información permita la creación de una historia clínica única, para agilizar gestiones en los hospitales y clínicas del territorio nacional. Significaría disponer de una inmediatez en condiciones y patologías importantes que el paciente presenta, desde el acceso a la información unificada.

Disciplinas múltiples, estrategias válidas

La integración de gestión médica, tecnológica y arquitectónica supone la integración de disciplinas como ingeniería, administración de empresas, antropología, arquitectura, medicina y bioingeniería. “A veces el cambio se atraviesa desde una reubicación de los servicios porque se encuentran entorpeciendo el funcionamiento del Hospital, o por otro lado la incorporación de tecnología es inminente porque no se puede cumplir con las demandas básicas”, explicó Escobar.

“Nosotros generamos una masa de trabajadores formados para que reparen equipos médicos, carrera no muy común y con una demanda constante, pero también se ve la necesidad de recursos que gestionen, aspecto que la administración pública tal vez lo ubica un plano secundario pero que es fundamental”, aseguró el bioingeniero. “Para trabajar en un hospital tenés que tener una macrovisión, porque hay cuestiones que impactan en la administración, en la vida médica y por consiguiente en el paciente. Si no instruimos a nuestros futuros profesionales, difícilmente les hagamos entender la complejidad del sistema de salud”, definió Escobar. Indefectiblemente, las posibilidades de maximizar recursos no serán las mismas para un hospital público, que para un centro de salud privado con otro flujo de capital, pero con estrategias puntuales, el servicio al paciente puede progresar considerablemente.

Pedro Escobar ejemplificó esto con un abordaje sobre los diseños por bioma que ya se aplican en Estados Unidos, para saber analizar qué bacteria predomina en cada área del centro de salud y por qué, a través de un estudio antropológico, bacteriológico, etc. A partir de los resultados se diseñan filtros de aire para esa bacteria específica y de esa manera se aísla el hospital en cada servicio. Este tipo de estrategias apuntan a la prevención y disminuyen a largo plazo los índices de pacientes que se enferman dentro de la institución y por mayores costos.

Los desafíos son múltiples y requieren de una estrategia multidisciplinar que debe garantizarse a través de la formación de profesionales contextualizados en el complejo socioeconómico y políticos del país, capacitados en las universidades para dar respuesta a cuestiones tan fundamentales como el cuidado y la salud de un pueblo.

Fuente: Prensa FIO

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

saffy

empresas

Las más Leídas en Infoeme