Gastroenteritis, el virus "de moda" que afecta a todas las edades

Desde bebitos a adultos mayores, la gastroenteritis puede afectar a todas las edades. Se da especialmente en esta época del año por el tipo de norovirus que produce la inflamación del tracto intestinal. Vómitos y diarreas son los síntomas más comunes. La importancia de la lactancia materna en los más chicos. El lavado de manos y la rehidratación constante como las recomendaciones para prevenir y curar, explicó la doctora, María del Carmen Weiss.

A raíz de varios cuadros de descomposturas, que incluyen diarreas y vómitos – y en los casos más extremos, deshidratación y cuadros febriles- consultamos a la doctora experta en epidemiología, María del Carmen Weiss. Estos síntomas responden a un diagnóstico de gastroenteritis, que bien pueden ser virósicas o bacterianas. A pesar de no haber crecido exponencialmente el número de afectados, sí se incrementaron las consultas en esta época del año. "Entre el 20 de diciembre y los primeros días de enero" estos diagnósticos se acrecentan, fundamentalmente por el período estacional y la manipulación de alimentos.

Las altas temperaturas, junto a algunos descuidos pueden ser los factores que inciden en un cuadro de gastroenteritis que se hace frecuente en estas épocas. Las altas temperaturas, junto a algunos descuidos pueden ser los factores que inciden en un cuadro de gastroenteritis que se hace frecuente en estas épocas. La gastroenteritis es la presencia de norovirus, un grupo de virus que inflaman el estómago y el intestino grueso. Hablamos de estacional porque en invierno las virosis más comunes son las respiratorias mientras que en verano las más frecuentes están determinadas por su vinculación con el tracto gastrointestinal.

Es fundamental resaltar que este tipo de cuadros necesitan de hidratación constante y merecen una consulta al médico si no se depone la situación tras 2 o 3 días. Durante las primeras 24 horas de sufrir gastroenteritis se recomienda sólo tomar líquidos con sales minerales, para evitar la deshidratación.

weis.jpg
La especialista en Epidimiología, doctora María del Carmen Weiss. -Foto Archivo-.
La especialista en Epidimiología, doctora María del Carmen Weiss. -Foto Archivo-.

Como con cualquier Enfermedad Transmitida por Alimentos (ETA), estos síntomas pueden tornarse graves si la persona infectada pertenece a la población de alto riesgo, es decir niños menores de 5 años, adultos mayores de 65 años, mujeres embarazadas y personas con su salud debilitada por algún otro motivo.

La especialista resalto la manipulación de alimentos, subrayando como una de las posibles formas de contraer gastroenteritis el corte de la cadena de frío. "Uno hace los mandados, lleva alimentos frescos en el auto y llega a su casa dos o tres horas después de haberlos comprado, ahí también se corta la cadena de frío" aseguró.

LAVARSE LAS MANOS, CONTINUAMENTE

Respecto a la transmisión dijo que se produce al compartir los utensilios de cocina, la toalla y en el aire, o al tacto, por eso insistió sobre "el lavado de manos continuo antes de tocar un alimento o utensilio", eso simplemente puede ayudar a controlar este tipo de virus aunque sea una tarea tan simple como difícil de realizar en forma permanente.

Sobre las recomendaciones para evitar este tipo de enfermedad, se destaca:

  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o con alcohol en gel sólo si no hay agua y jabón disponibles, sobre todo después de utilizar el baño y antes de comer o preparar alimentos.
  • Correcta desinfección
  • Evitar que los niños y los adultos de más de 65 años entren en contacto con personas enfermas.
  • Ventilar los ambientes y mantener la higiene del hogar para evitar el contagio de ésta y otras enfermedades infecciosas.
  • Cubrirse la nariz y la boca al toser, o estornudar con un pañuelo descartable, o con el pliegue del codo (no con la mano).
  • Tomar mucho líquido para evitar la complicación de las diarreas de estas gastroenteritis, que es la deshidratación.

En caso de diarrea, es muy importante la rehidratación permanente.

IMPORTANTE: Si el contagio se produce en menores de seis meses, es primordial la lactancia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario