Francisco autorizó a sacerdotes a perdonar "el pecado" del aborto

A su vez, instó a que se conceda indulgencia a los presos. "El perdón de Dios no se puede negar a todo el que se haya arrepentido", dijo el Papa.

El papa Francisco autorizó hoy a los sacerdotes del mundo a que absuelvan "el pecado" del aborto a las mujeres que se lo hayan practicado y a quienes lo hayan facilitado, y que se conceda la indulgencia a los presos.

El pontífice argentino estableció en una carta condiciones amplias para obtener la indulgencia jubilar durante el Año de la Misericordia, que comenzará el 8 de diciembre y se celebrará hasta el 20 de noviembre de 2016.

"El perdón de Dios no se puede negar a todo el que se haya arrepentido", sostuvo el Papa en una carta en que subraya su decisión de conceder a los sacerdotes que absuelvan pecados considerados graves en la Iglesia.

"Pienso, de forma especial, en todas las mujeres que han recurrido al aborto. Conozco bien los condicionamientos que las condujeron a esa decisión. Sé que es un drama existencial y moral. He encontrado a muchas mujeres que llevaban en su corazón una cicatriz por esa elección sufrida y dolorosa", sostuvo.

"Algunos viven el drama del aborto con una conciencia superficial, casi sin darse cuenta del gravísimo mal que comporta un acto de ese tipo. Muchos otros, en cambio, incluso viviendo ese momento como una derrota, consideran no tener otro camino por donde ir", agregó.

Por esto, el Papa concedió a los sacerdotes "la facultad de absolver del pecado del aborto a quienes lo han practicado y arrepentidos de corazón piden por ello perdón" durante el año jubilar.

Francisco dedicó unos párrafos a los presos, en el que les recordó que "la misericordia del Padre quiere estar cerca de quien más necesita de su perdón", por lo que les comunicó que podrán ganar indulgencias en las capillas de las cárceles.

"Que cada vez que atraviesen la puerta de su celda, dirigiendo su pensamiento y la oración al Padre, sea para ellos el paso de la Puerta Santa, porque la misericordia de Dios, capaz de convertir los corazones, es también capaz de convertir las rejas en experiencia de libertad", subrayó.

El Papa detalló en su carta cómo son las condiciones para obtener la indulgencia plenaria durante este Año Jubilar de la Misericordia.

"Para vivir y obtener la indulgencia los fieles están llamados a realizar una breve peregrinación hacia la Puerta Santa, abierta en cada catedral o en las iglesias establecidas por el obispo diocesano y en las cuatro basílicas papales en Roma, como signo del deseo profundo de auténtica conversión", precisó.

"Se pueda ganar la indulgencia en los santuarios donde se abra la Puerta de la Misericordia y en las iglesias que tradicionalmente se identifican como jubilares", añadió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario