Felipe Solá: "El país está muy dividido y el modelo social está agotado"

El candidato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires por el Frente UNA, estuvo en Olavarría este martes para acompañar a Sergio Massa y Liliana Schwindt en la previa al inicio de campaña para los comicios del próximo 25 de octubre.

Felipe Solá, el candidato a la gobernación de la provincia de Buenos Aires para las próximas elecciones por UNA, estuvo este martes en Olavarría para acompañar a Sergio Massa y Liliana Schwindt antes del inicio de campaña para las elecciones de octubre.

"Nosotros desde el 2001 pagamos en el precio de la nafta y el gnc un porcentaje que va directamente al fondo hídrico para obra hídrica rural", indicó el candidato, quien ya fuera gobernador bonaerense en el período 2002-2007.

Precisamente sobre su gestión, indicó que "hasta el 2007 se usó en ese sentido y yo hice las dos primeras etapas de la Cuenca del Salado, que es el río más importante que cursa nuestra llanura, y algunas otras obras hídricas. Esas dos etapas duraron desde el 2004 al 2007. Eran cinco etapas que había que completar hasta llegar a Junín y de esa manera se iban a realizar todos los afluentes y subafluentes".


Sola1

Luego sostuvo que "desde que me fui en diciembre de 2007 licitaron la tercera etapa por muchísima plata y la tercera etapa hace siete años y medio que está con las máquinas ahí paradas que no se hace nada. Están en General Belgrano, han hecho 20 kilómetros en 7 años. Y la pelea con el campo en 2008 hizo que todo eso fuera destinado a otros lugares y no a obra hídrica rural. Tiene impacto en todo, en los caminos rurales enormemente, porque al no trabajar los afluentes del Salado, no trabajamos los canales, no hacemos las cosas mas elementales".

El resultado es que hidráulica no tiene plata en la Provincia, la Nación no hace las obras, el fondo hídrico se acumula, se estafa a la gente que sigue pagando la nafta y el gnc y no se usa para obra. Se usó para represas hidroeléctricas en Santa Cruz, para Tecnópolis y no sabemos para que más. Pero la obra sobre el campo no pasa y tiene un impacto muy grande sobre la vida del productor rural. Una enorme región como es la pampa húmeda que pueden llover 200 milímetros en un día o podemos tener cuatro o cinco meses sin lluvia.

En relación a las encuestas sostuvo que "estamos creciendo. Saqué 19 y pico, y las encuestas hoy me están dando 25, es un crecimiento importante. Es un crecimiento de Massa y mio, sobre todo de Massa. Aparentemente nadie se ha movido mucho, salvo nosotros. La diferencia se hace más clara".

"No tenemos acuerdo con Macri para fiscalizar. En muchos telegramas que tenían 0 para gobernador, a veces 0 para Massa. Que yo tuve en mis manos. Calculen que de 36.000 mesas que tiene la Provincia, había más de 1000 telegramas falsos. Yo vi que estaban firmados de fiscales de Cambiemos, no se si es garantía un fiscal de otro lugar para que una elección sea transparente, quisiera que fuera así, y hablo de los fiscales, que no firmaran nunca algo que perjudicara a otro", agregó.

Sola2

Luego, en relación a su denuncia por el robo de votos en las elecciones primarias, el candidato de UNA subrayó que "un corte normal hubiera sido devolverme 140.000 o 150.000 votos más y me devolvieron 105.000. Entendí las razones del juzgado de que no tenían tiempo de abrir urnas. Si las hubieran abierto hubiera cambiado algo, o bastante".

Solá acotó que "en el país hace falta un cambio porque hay un modelo social y económicamente agotado, políticamente bastante agotado en el sentido de que no se puede gobernar con una primera minoría sin hacer acuerdos. Argentina vuelve a necesitar cambios importantes que requieren de acuerdos políticos".

El país está muy dividido y el modelo social está agotado, los planes sociales han sido muy necesarios e importantes, pero hace falta generar trabajo. Educación, capacitación y trabajo son los tres ejes de futuro. El país tiene mucha mas droga que antes, muchos más narcos, tiene más inseguridad. No se han hecho los corredores viales, ahí está la Ruta 3 peligrosísima para la vida de miles de habitantes de toda la región. Y la 51 provincial es un desastre.

"El modelo debe cambiar, pero en la provincia además ha habido una subadministración evidente", concluyó Felipe Solá.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario