Fátima: alumno quemado en clase y conflicto institucional

Un estudiante de 13 años sufrió quemaduras de segundo grado en su rostro durante un experimento con alcohol y fuego que realizaba una docente en un laboratorio. El caso se mezcló con una protesta contra el responsable legal a quien un grupo de padres acusa de “autoritario”, prevista para este martes. Pero el mismo acto se promociona desde el gremio docente en respaldo a la maestra suspendida.

---------------------

Una complicada situación vive el Colegio Nuestra Señora de Fátima a raíz de un extraño episodio que se vivió hace un mes en el marco de una clase. Un adolescente de 13 años sufrió quemaduras de segundo grado en su rostro durante un experimento con alcohol y fuego que realizaba una docente en el laboratorio de la institución.

Según pudo saberse, durante la experiencia, la docente manipulaba arena montevideo
sobre una mesada del laboratorio impregnada en alcohol y encendida fuego. A la arena le agregó en tres oportunidades más alcohol hasta que la botella con la cual arrojaba el líquido inflamable se encendió.

Producto de ello, se disparó una llama de alcohol encendido y una “lengua” dio de lleno en el rostro del adolescente. Otros jóvenes que observaban la experiencia sufrieron quemaduras en sus cabellos.

Todo lo ocurrido quedó registrado por la propia víctima del hecho que filmaba con su celular el experimento.

El adolescente dejó de concurrir a la escuela. Sus primeros días fueron muy duros. Al dolor de las quemaduras se sumaron las consecuencias psicológicas como la “vergüenza que sufría al tener todo su rostro quemado” que lo llevaba a cubrirse la cara cada vez que dialogaba con sus padres, confiaron desde el propio círculo familiar.

Si bien el joven pudo ir superando lentamente está situación aún se niega a recibir a sus compañeros que quieren visitarlo. El trauma psicológico que sufrió es importante, más allá de la cuestión médica clínica, los cuidados y precauciones que deberá tener en los próximos meses.

Una sanción a la docente involucrada en el episodio detonó un reclamo gremial que desembocó en una protesta en la puerta de la escuela prevista para este martes.

Pero ocurre que este episodio se mezcló con un gran malestar que existe con el director ejecutivo de la institución, Marcelo Blanco, a quien un grupo de padres cuestiona por una serie de decisiones a las que califican de “autoritarias”, pedidos exagerados de dinero para tareas pedagógicas y cambios en las tradicionales costumbres de la escuela que llevaron a exigir la remoción de su cargo.

Incluso un grupo de padres viajó a la ciudad de Azul este lunes para entregarle en mano al mismo obispo Salaberry una carta donde piden la remoción de Blanco de su cargo.

El “abrazo” simbólico al Colegio anunciado para este martes a las 13 horas fue promocionado desde el Sindicato Sadop como “Todos por Karina” en alusión a la docente involucrada en el caso, provocando una confusión en el seno de la comunidad educativa.


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario