Exclusivo: una madre recuperó a su hijo robado al nacer y develó como operaba una red local

La muestra de ADN tomada a una mujer azuleña y un joven de 34 años dio positiva en un 99,9%. La prueba ratifica la denuncia judicial radicada por la víctima, quien relató cómo le quitaron y sustituyeron la identidad de su bebé en una clínica de Olavarría en 1981. Aunque aún no hay imputados es inminente la acusación formal a varias personas. Los detalles de un caso estremecedor que desnuda como operaba una red local dedicada a la apropiación ilegal de bebés.

La denuncia judicial radicada por Marta, una mujer oriunda de la ciudad de Azul, a quien hace 34 años le robaron a su hijo recién nacido, permitió reunir elementos para comenzar a investigar como operaba una red local dedicada a la apropiación ilegal de bebes y la sustitución de su identidades para su presunta comercialización.

La causa judicial involucra a muchas personas y actores institucionales locales y de la zona aunque aún no tiene formalmente imputados. Se menciona a médicos de Olavarría, una clínica privada, enfermeras, parteras, los padres de la víctima, y los apropiadores del bebé.

El elemento irrefutable para la acreditación de los hechos es un examen de ADN que se realizaron la mujer y un joven a quien tras una lucha inclaudicable, logró hallar 34 años más tarde. La prueba arrojó un grado de compatibilidad de un 99.9 %.

Para los investigadores el examen es un "elemento fundamental que permite la acreditación del vínculo" y valida la denuncia realizada por la mujer. Infoeme accedió de manera exclusiva al testimonio de los protagonistas de este caso estremecedor.


Un caso estremecedor

La denuncia fue radicada en sede de fiscalía y da cuenta de lo ocurrido hace exactamente 34 años, en 1981, cuando la víctima era una adolescente de apenas 14 años.

Mediante su testimonio menciona que tras quedar embarazada, sus padres biológicos la mantuvieron cautiva por más de cinco meses en su ciudad natal, Azul.

Al momento de dar a luz, fue traída hasta Olavarría a escondidas en un Renault Gordini - tirada en el piso del auto- y fue llevada hasta el centro médico "María Auxiliadora".

Allí, tras ingresar por una puerta trasera y subir una escalera fue sometida a una cesárea. Tras el parto le fue informado que su bebé había muerto. Pero una enferma alcanzó a decirle que su hijo en realidad había nacido vivo y que "era un gordo hermoso de cuatro kilos."

Marta nunca reveló a su familia lo que le dijo la enfermera y comenzó en soledad la búsqueda de su bebé cuando apenas tenía 16 años. Realizó varios viajes a escondidas de sus padres, visitas a la clínica para buscar alguna información pero que nunca pudo conseguir.

En el año 2006 el ministerio público fiscal de Olavarría, a través del por entonces fiscal Francisco Tourné, tomó intervención a raíz de la denuncia formal presentada por una mujer que daba cuenta del robo de su bebé en 1981, en una clínica de Olavarría.

Una de las declaraciones que formaban parte de la causa inicial mencionó que los hechos se situaban en una centro de salud de nuestra Ciudad llamado "Santa Lucía". En realidad sucedió que uno de los testigos al aportar elementos a la causa confundió el nombre de la clínica, reconociendo años más tarde que se trataba de "María Auxiliadora".

El error de nomenclatura fue determinante para que por "falta de elementos", la justicia dejara sin efecto la investigación y el caso se archive ante la imposibilidad de probar la existencia de tal clínica.

Pero hace apenas unos meses "un arrepentido" se acercó al actual esposo de la víctima y confesó la historia que Marta siempre supo pero que nadie confirmaba. Y les brindó datos sobre el paradero de su hijo y el de los padres apropiadores.

La mujer sabía que su hijo había nacido vivo y entregado "a cambio de dinero" a los apropiadores del niño, quienes en complicidad con actores del centro asistencial protagonizaron una puesta en escena en el nosocomio para llevarse al niño con la documentación correspondiente como si fueran sus padres biológicos.


La aparición de Sebastián

El bebé robado se llama Sebastián. Tiene actualmente 34 años, dos hijos y vive en la misma casa que sus apropiadores en la localidad de Capitán Bermúdez (Gran Rosario), provincia de Santa Fe.

Sebastián sabía desde hace aproximadamente un año que había sido adoptado por sus padres. Pero desconocía la durísima historia que vivió su madre biológica y cómo llegó a manos de sus padres adoptivos.

La falta de una foto de su madre embarazada, el rechazo que le producían los abrazos de quien suponía era su mamá y las "cargadas" que de chico le propinaban sus vecinos del barrio cuando le gritaban "sos adoptado" siempre le sembraron dudas sobre su identidad.

Hace algunos meses la justicia logró ubicarlo y lo citó para que concurriera al Departamento Judicial de Azul. El joven intuyó que era su madre biológica que lo estaba buscando. En realidad, la notificación era para practicarse un examen de ADN y comprobar el vínculo filiatorio con Marta (resultó positivo en un 99,9%).

Los tiempos fueron rápidos. El 11 de febrero de 2015 se reabrió la causa y el 30 de marzo realizaron el ADN a Marta. El 13 de abril se encontraron con su hijo personalmente en la ciudad de Azul y hace unos pocos días se oficializó el resultado positivo de la muestra.


Segunda nota Balbuena II.jpg


La Investigación

Aunque aún la investigación no tiene imputados, es inminente la acusación a varias personas por los delitos de "apropiación indebida de un niño", "sustitución de identidad" y "encubrimiento agravado".

Los investigadores tienen en su poder el certificado de nacimiento que le otorgaron a los padres apropiadores y que lleva la firma del médico fallecido Norberto Borzi.

Además se mencionan nombres de personas que la Justicia Federal tiene bajo la lupa por la aparición de Ignacio Montoya Carlotto, quien recuperó su identidad hace poco menos de un año.

En tanto, las actuales autoridades de la clínica María Auxiliadora respondieron al requerimiento del ministerio Público Fiscal y aportaron un listado con 72 nombres de enfermeras y parteras que trabajaban en esa época.


En las próximas horas, Infoeme develará más detalles del caso. Además se publicará una entrevista con la mujer que recuperó a su hijo robado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario