Ex combatientes hablaron de Malvinas en la Escuela Normal

Testimonios de tres soldados locales y dos de la ciudad de La Plata hablaron de sus vivencias en la fatídica guerra que se desató el 2 de abril de 1982. La actividad fue organizada por la Agrupación Veteranos de Guerra 2 de Abril Olavarría, Gonzalo Bagú y Adepp.

------------

El sábado pasado se vivió una emotiva jornada en la ex Escuela Normal. Allí, cinco excombatientes, tres locales y dos de La Plata recordaron la odisea de Malvinas (así coincidieron los protagonistas) vivida hace 32 años.

Jorge Rey y Néstor Sánchez son dos hombres platenses que en abril de 1982 estaban cercanos a cumplir 20 años, haciendo planes para la Universidad y esperando los pocos días restantes para finalizar un año de Servicio Militar Obligatorio. La colimba, como le decían por entonces a esa ley nacional que obligaba a los mayores de 18 años a prestar servicios a una de las tres fuerzas armadas por el término de un año y mediante un sorteo que se transmitía por Radio Nacional.

No resultaron favorecidos con ese sorteo dos años antes, cuando aún cursaban el sexto y último año del secundario con orientación comercial. No resultar favorecido significaba sacar un número mayor al 300 promedio, ya que por esos años hasta esa numeración se “salvaban por número bajo”. Ya el término “salvaban” contextualizaba el pensamiento medio acerca de ese tiempo prestado a la milicia y en el marco de un gobierno de facto controlado por esas mismas fuerzas.

Tanto para Jorge como para Néstor el destino fue el Regimiento 7 de La Plata Coronel Conde, y en esos días de marzo previos a lo que sería la acción política de recuperar a las Islas Malvinas la suerte de ambos era distinta pues Jorge ya había sido dado de baja. Néstor esperaba paciente el final de un año que se percibía cercano.

La Guerra

El 2 de abril, una vez comunicada la acción de desembarco y toma de las Islas por parte de las fuerzas conjuntas, el Regimiento 7 empezó a reclutar soldados de baja que, sumados a los que aún estaban en actividad, fueron trasladados a las Islas. El 7 fue uno de los regimientos escogidos para ocupar una zona estratégica cercana a Puerto Argentino.

Un 13 de abril, primero en un avión de Aerolíneas sin asientos y luego en un Hércules, aquellos soldados – que posterior y forzosamente serían combatientes - se encontraron en un escenario inimaginable, con una guerra en el horizonte impensada para el plan de sus 19 años, absurda por donde se la mirase.

El relato de lo que sucedió en más es historia conocida, desde la falta de preparación hasta la escasez de recursos, el abandono de esos chicos por parte de la mayoría de los oficiales, la propaganda oficial, las colectas que se realizaban y nunca llegaron. Y la derrota militar.

Los testimonios

Néstor y Jorge tuvieron su bautismo de fuego, debieron combatir, defenderse como pudieron, y como relataron en la Escuela Normal junto a sus compañeros olavarrienses Sergio Violante, Gustavo Gil- sobrevivientes del Crucero ARA Gral Belgrano - y Ricardo Moreno, destinado al Comando 181 de Bahía Blanca, hicieron todo lo posible, por ellos mismos, por los que los esperaban, por una conciencia de Patria y Soberanía a los apurones y en condiciones extremas. Llegó un 14 de junio inevitable, la rendición, el Camberra y el regreso silencioso de cada uno a sus vidas personales y a la “desmalvinización” que los ocultó, los invisibilizó y los convirtió en deuda social.

Coinciden los cinco en que los verdaderos héroes fueron los que allí quedaron, los que dieron la vida. Pero estos chicos que hoy nos contaron su historia de vida, son los que transcurrieron estos 32 años donde la espera de la reivindicación por parte del Estado se hizo esperar hasta estos últimos años.

Hoy son padres, algunos abuelos, les fue mejor o peor en sus vidas laborales. Y siguen siendo excombatientes. Los excombatientes de Malvinas. Como dijo Jorge Rey al finalizar la charla, luego que alguien le consultara si había tenido el coraje de volver a la Isla: “no, no volví. Tengo miedo que me haga mal. Aunque, si lo pienso mejor, tal vez no necesite ir pues nunca me fui de allí”.

El evento estuvo organizado por la Agrupación Veteranos de Guerra 2 de Abril Olavarría, Gonzalo Bagú y Adepp.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario