Estudio del Municipio alerta sobre los accidentes en semáforos y rotondas

La comuna elaboró un informe en donde indica que el mayor porcentaje de siniestralidad vial ocurre en intersecciones de semáforos y rotondas. El exceso de velocidad representa una de las principales causas de los siniestros.

El Municipio presentó un informe en donde indica que el mayor índice de siniestralidad vial ocurre en intersecciones de semáforos y rotondas.


El análisis toma como referencia las 34 rotondas y 42 semáforos que existen en la Ciudad y ubica al exceso de velocidad como una de las principales causas de los accidentes de tránsito.

Además de la infraestructura vial plantea como otros factores causales a la "imprudencia a la hora de circular" y el "no respeto de las normas viales".

De todas formas, para la comuna las ventajas de las rotondas "están dadas porque resuelven cambios de sentido y giros a la izquierda, reducen el tiempo de espera, evitan colisiones de frente, reducen las velocidades máximas, y mejoran visualmente el paisaje urbano".

Desde la Agencia de Protección Ciudadana aconseja tener en cuenta las siguientes recomendaciones para una circulación segura en rotondas:

  • El que se incorpora a una rotonda siempre tiene que ceder el paso a quienes circulan por ella. Nunca debemos incorporarnos a la rotonda hasta estar seguros de que no entorpeceremos la fluidez de la circulación. También tendrá prioridad aquel conductor que quiera salir de la rotonda.

  • Si cuando entremos en la rotonda pensamos salir por la primera salida, antes de llegar a la rotonda debemos situarnos en el carril de la derecha (cómo es lógico, previa señalización con giro derecho). Una vez dentro de la rotonda, hay que poner el giro derecho para indicar que saldremos por la primera salida. Si nuestra intención es seguir recto, es decir, abandonar la rotonda por la salida que hay enfrente de nuestra llegada, al entrar en la rotonda no hay que señalizar nada. Simplemente circularemos por el carril de la derecha y antes de llegar al tramo por el cual pretendemos salir, lo indicaremos con el giro derecho.

  • Si nuestra intención es salir por la izquierda, antes de entrar en la rotonda debemos situarnos en el carril izquierdo, previa señalización con el giro. Al entrar en la rotonda nos situaremos en el carril cercano al centro, previa indicación con el intermitente. Inmediatamente después de pasar por delante de la salida anterior a la que vamos a tomar, indicaremos con la luz de giro nuestra intención de desplazarnos hacia la derecha. Una vez comprobado que no se acerca nadie por nuestra derecha, nos colocaremos en el carril de la derecha y ya podemos salir de la rotonda.

  • Si nuestra intención es dar un giro de 360º para hacer un cambio de sentido, haremos lo mismo que en el punto anterior, y nos situaremos en el carril de la derecha en el último cuarto de rotonda, habiéndolo señalizado oportunamente con el intermitente derecho y habiéndonos asegurado que tenemos libre el carril derecho.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario