Estudiantes y profesores de Ingeniería en el Hogar de Ancianos

A través de un voluntariado universitario, los integrantes de la Facultad diseñaron un lavadero de tipo industrial para la institución, entre otros trabajos.


Ayudar siempre se constituye como un excelente motor para acercar e integrar recursos bajo determinados objetivos, especialmente cuando se trata de metas que tienen un impacto directo en instituciones destacadas de una comunidad. Es por eso que con la impronta social que los caracteriza, profesores y estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la UNICEN llevaron adelante diversas acciones en el Hogar de Ancianos de Olavarría, donde diseñaron un lavadero de tipo industrial para la institución, actualizaron los planos integrales del predio y evaluaron las condiciones de accesibilidad y seguridad de las instalaciones. Además, capacitaron a los trabajadores del centro asistencial en gestión de residuos y manejo de cargas.

El contacto con la institución local se dio a partir del voluntariado universitario "Conectando generaciones: jóvenes y adultos comparten experiencias de Vida en el Hogar de Ancianos San Vicente de Paul - Olavarría", impulsado por la Escuela Superior de Ciencias de la Salud de la UNICEN. El objetivo del proyecto contemplaba un relevamiento edilicio de lugar, un estudio de la situación ambiental y de salud de los adultos mayores institucionalizados para luego elaborar y llevar a cabo una capacitación en el lugar de trabajo del personal que se desempeña a su cuidado. Para ello, la directora del proyecto, ingeniera Nora Quiroga, invitó a la docente del área de Estructuras del departamento de Ingeniería Civil de la FIO, la ingeniera Norma Ércoli y al ingeniero Mario Jaureguiberry, director del departamento de Ingeniería Industrial, a participar del voluntariado.

El Complejo San Vicente de Paul es administrado por la Asociación Damas Vicentinas de Olavarría y actualmente alberga a un centenar de adultos mayores. Las acciones llevadas adelante en los últimos dos años por los voluntarios, apuntaron a mejorar la calidad de vida de los hombres y mujeres que allí residen, y capacitar en diversos aspectos a los trabajadores del Hogar. Por otro lado, para la Facultad de Ingeniería y la ESCS significó una oportunidad para contribuir con la calidad de vida de las personas que viven en el centro asistencial y que constantemente recibe el apoyo de entidades públicas y privadas para su mantenimiento.


Interdisciplina en marcha

"Es muy importante que la Facultad pueda colaborar con las instituciones, y particularmente en esta. Yo creo que para los jóvenes es muy importante estar en contacto con los adultos mayores", sostuvo la ingeniera civil Norma Ércoli. "En el Programa de Ingreso se hizo mucho hincapié en la responsabilidad social que tiene un ingeniero y la necesidad de tener en una visión comunitaria", señaló en relación a las actividades de ingreso de las que participan los más de 200 estudiantes que comenzaron a estudiar en la FIO.


Antes de comenzar con el relevamiento edilicio, Ércoli consideró que determinadas cuestiones estaban en relación directa con la seguridad del lugar, y ahí se sumó el ingeniero Mario Jaureguiberry. "De esta manera empezamos un gran trabajo interdisciplinario con un equipo de estudiantes de varias carreras", agregó sobre la participación de los estudiantes Raúl Bacchiarello, Belena Casilli, Gisela Córdoba, Fernando Torres y María de los Milagros Varela de la carrera de Ingeniería Civil, Leonardo Ferreira Da Silva y Hernán Porrini de la carrera de Ingeniería Electromecánica, y Simón Coronel Pey y Luis Ignacio Rodríguez de Ingeniería Industrial.

A partir de recorridas, visitas y de la recolección de información y planos disponibles, el equipo diseñó los planos integrales del predio con sus edificios en versión digital, lo que constituye una valiosa herramienta para que la Asociación de Damas Vicentinas desarrolle distintos proyectos en el lugar. "Los planos que tenían eran muy viejos y en un formato obsoleto así que nos dispusimos a hacerlo en AutoCAD, una herramienta que facilita el avance de nuevas obras o reformas", explicó. El trabajo fue sumamente interdisciplinario, con el aporte de cada una de las áreas. Por su parte, la Seguridad e Higiene se centró en aquellas pautas básicas del acceso y el desplazamiento dentro de los hogares, las aberturas y los requisitos mínimos de acuerdo a la legislación vigente, entre otras cuestiones.

Mismos espacios, más seguridad

En particular, el lavadero del Hogar de Ancianos "San Vicente de Paul" requirió de una atención especial y el desarrollo de un proyecto de rediseño integral, por tratarse de uno tipo industrial. "Se los enmarca en esta categoría porque tratan ropa en mucha cantidad y ropa de cama con residuos patogénicos, entonces llevan un tratamiento especial", explicó Mario Jaureguiberry. El nuevo lavadero deberá contemplar el proceso de lavado, secado y planchado en ambientes asépticos y los procedimientos que los trabajadores deben seguir en el manejo de la ropa, los baldes y las bolsas.

Tras concluir el diseño del espacio, el equipo se enfocó en el manejo de residuos peligrosos, que son "aquellos contaminantes biológicos pero también químicos", remarcó el docente de la FIO. En este sentido, durante octubre del año pasado se dictó una capacitación para el personal del centro asistencial sobre "Gestión Integral de Residuos en el Hogar San Vicente de Paul" dirigido por la ingeniera Nora Quiroga y codirigido por el ingeniero Mario Jaureguiberry, también en colaboración con la Escuela de Ciencias de la Salud. Luego de estudiar los residuos que se generan en el Hogar, los integrantes de este Proyecto de Extensión capacitaron a las cuidadoras en el tema mediante talleres de trabajo, a la vez que se dotó a la institución de contenedores, bolsas, cartelería y otros elementos necesarios para separar los residuos urbanos de los patogénicos, a los efectos de poder gestionarlos correctamente.

Es muy importante que los trabajadores de los centros asistenciales adquieran conocimientos generales del manejo de residuos así como también del manejo de cargas, con el fin de preservar su salud y la de la persona a cargo. Esta clase de trabajo, mal ejecutado, puede generar daños muy severos.

Con todo, estas actividades comunitarias son un espacio propicio para generar integración disciplinar y social, aspectos fundamentales que la institución universitaria promueve con el foco orientado cada vez más a la formación integral de futuros ingenieros.

Nota: Prensa FIO

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario