"Es un orgullo presentar esta muestra"

En la inauguración de la muestra sobre Alberto Olmedo estuvo su hijo y contó anécdotas y recuerdos que tiene de su padre.

En la noche de este sábado quedó inaugurada la muestra de la vida y obra de Alberto Olmedo, que permanecerá hasta el 25 de mayo, inclusive, en el Salón Rivadavia.

Para presentarla, estuvo su hijo Mariano Olmedo y contó que "cada vez que armamos la muestra tenemos contacto directo con las ciudades a donde vamos".

"Tenemos pedidos de la muestra para salir afuera de la Argentina, porque él a través de sus películas, las más de 38 películas que filmó, llegó a toda Latinoamérica, y hay gente de Uruguay y de Perú, por ejemplo, que nos piden la muestra para llevarla, es algo que estamos tratando de organizar".

Al respecto de la exhibición, manifestó que "me llena de orgullo, a mí, a mi familia. A los que hacemos esta muestra nos gusta hacerla porque siempre tenemos esa repercusión del público favorable, de lo que es no sólo la vida de Alberto Olmedo, sino como él encaró su vida laboral desde muy chico. Salió de la humildad a través del esfuerzo y llegó a donde llegó y convertirse en un ídolo popular".

hijoolmedo1


Uno de los recuerdos que menciona al referirse al gran capocómico argentino lo encuentra "cuando papá fallece y yo tenía 22 años, en ese tiempo nos inculcaba a mis hermanos y a mi el trabajo y las responsabilidad, el deporte. Acá tenemos su raqueta de tenis. Hacíamos mucho deporte juntos para distracción de él y después todo lo que viene en mi trabajo, se lo debo a él y a mi mamá. Mi mamá es productora, pero está jubilada, empezó antes que mi papá en la televisión; y entre los dos nos dieron una formación "académica" de cómo encarar la vida en los medios".

Entre las anécdotas destacadas, recuerda que "en el año 83 estudiaba cine en Barcelona, y me viene a visitar después de casi un año. Nos vamos a una playa cerquita de Marbella, tenemos de vecino a Sean Connery, el Agente 007, y él termina haciendo una pequeña amistad, y al tiempo yo pude trabajar con Connery cuando vino a la Argentina. Desde no hablar el idioma, pero si entre la actuación entre dos artistas, se fusionaron y pasamos unos días muy agradables, y anécdotas tengo varias".

Tenía muchos autos. Una vez se compró un auto que no andaba y se lo llevó empujando desde la agencia, porque le gustaba como estaba de chapa y pintura, pero no andaba. Así muchas, era de regalarnos autos que no andaban y arreglarlos.

"Era muy amigo de sus amigos, y lo demostraba. Su grupo de trabajo en el cine, en set de filmación. Él empezó como técnico, entonces le costaba despegarse de esa unión entre el técnico de televisión y el actor. Él sabia donde poner una cámara, donde poner una luz", finalizó Mariano.



hijoolmedo2

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario