"Es un hecho de justicia impresionante"

Osvaldo "Cacho" Fernández se refirió al histórico juicio de la causa Monte Peloni por el que fueron condenados cuatro represores. Estoy muy conmovido. Nadie me va a devolver a mi hermano, ni a Alfredo mi amigo, pero bueno pero la Justicia es como un bálsamo que calma un poco el dolor, sostuvo.

------------------

“Es muy emocionante, muy conmovedor. Después de 37 años. Fue muy emocionante, yo no lo pude manejar realmente y está bien que sea así porque es un hecho de justicia impresionante. Algunos dirán que Leites quedó en ocho años, que no quedó involucrado pero Leites todavía tiene que pagar por lo de Pareja, le queda todavía” expresó a los medios Osvaldo “Cacho” Fernández, tras conocerse la condena por la que fueron condenados tres represores a prisión perpetua y se estableció la pena de ocho años de cárcel para Horacio Rubén Leites.

“Estoy muy conmovido. Nadie me va a devolver a mi hermano, a Alfredo mi amigo pero bueno, la Justicia es como un bálsamo que calma un poco el pesar, el dolor, es como que te queda un dolor más resuelto” expresó Fernández, uno de los sobrevivientes del centro clandestino de detención.




Para el periodista local, lo vivido durante el histórico juicio “es una conmoción fuerte y positiva no solo para mí sino para toda la sociedad. Y no lo digo porque quede bien, lo siento profundamente. Lo digo porque para toda la sociedad es muy útil. Porque la Justicia llega, cura, pone las cosas en su lugar. Y los que hicieron atrocidades pagan y bueno pasaran unos cuantos años pero llega. Para nosotros es una gotita curativa. Es como si no hubieran curado un poquito el dolor que se conjugaba con la impotencia que es peor” explicó.

En este sentido, consideró que al conjunto de la sociedad “le deja esa cosa aleccionadora que tiene la Justicia, que las cosas mal hechas a la larga se pagan. La sociedad se va reconstituyendo con la Justicia. Tarda pero pone las cosas en su lugar” dijo.



Y relativizó la indiferencia por lo ocurrido de parte de un sector de la comunidad:
“Lo que le pasa a Olavarría le pasa a todo el país y todo el mundo. Cada uno vive su vida, yo nunca culpé a la gente. La gente vive en su mundo y quien podía imaginar las atrocidades que podían cometer estos tipos, que habían asaltado el poder y utilizaban clandestinamente el aparato del Estado para secuestrar, asesinar, torturar. ¿Quién lo podía pensar?. La gente no es mala para pensar eso. Solamente algo muy demencial y demoníaco puede articular esto, eso fueron los militares de esa época. Tenemos una democracia que a veces no resuelve los problemas pero tenemos libertad y hay que cuidarla como oro” concluyó “Cachito” Fernández.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario