Es gratuita y obligatoria la vacuna del Rotavirus para bebés

Todos los bebés que nazcan en 2015 deberán vacunarse contra el rotavirus a los 2 y 4 meses de vida y ese sentido, desde el gobierno bonaerense estiman que son cerca de 290.000 los chicos a los que habrá que darles las gotitas de esta inmunización, que previene la segunda causa de muerte entre los lactantes.

-----------------

Según se informó oficialmente, la dirección provincial de Atención Primaria del ministerio de Salud confirmó este jueves que ya se distribuyeron 60.000 dosis de vacuna contra el rotavirus y agregó que se trata de la primera parte del stock enviado por el gobierno nacional para su aplicación “obligatoria y gratuita” en los casi 1.700 vacunatorios públicos existentes en los 135 distritos bonaerenses.

“Esta es un nueva conquista en el trabajo que venimos desarrollando para prevenir la mortalidad infantil”, expresó el ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, quien llamó a los padres a “no dejarse estar y concurrir al vacunatorio más cercano”. El funcionario también explicó que el rotavirus es causa del 80 por ciento de las diarreas infantiles en menores de cinco años y que la mayoría de los casos ocurre en otoño e invierno.

Se trata de una enfermedad sumamente contagiosa que constituye “la segunda causa de muerte en niños a nivel mundial porque, entre otros efectos, provoca deshidratación”. E Argentina, el rotavirus produce 130.000 consultas médicas ambulatorias por año y es responsable del 40 por ciento de las internaciones por diarrea aguda en chicos menores de 5 años.

Un estudio a nivel nacional reveló que se podría estimar en alrededor de 130.000 los casos de diarrea y 20.000 las internaciones en menores de 5 años a causa del rotavirus entre 2009 y 2011.

La primera señal de rotavirus es la diarrea acuosa durante varios días. También habrá vómitos, fiebre y dolor abdominal. Cualquiera de estos síntomas debe motivar la consulta al pediatra.

“El rotavirus es muy contagioso”, afirmó el director provincial de Atención Primaria, Luis Crovetto. Y detalló que “puede estar en el agua y en los alimentos contaminados o bien en las superficies de las cosas, de ahí la importancia de lavar con agua segura y de lavarnos las manos después de ir al baño, al regresar a casa y antes de entrar en contacto con un bebé”.

Cuando el acceso al agua potable se complica o se tienen dudas acerca de su inocuidad es conveniente potabilizarla y para lograrlo habrá que hervirla o bien agregarle dos gotas de lavandina por litro.

Pero lo ideal es prescindir del agua en niños tan pequeños. “La lactancia materna es fundamental hasta los seis meses por su poder de nutrición pero además, en este caso, disminuye hasta un 50 por ciento el riesgo de contraer rotavirus”, concluyó Crovetto.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Las más Leídas en Infoeme