Eran cinco, no queda ninguno

Las detenciones se anunciaron con todo, con bombos y platillos. En cuestión de horas, no queda nadie preso.

--------------
Mauro Szeta, especial para Infoeme

El informe oficial decía que había cinco detenidos por el asalto al hotel Algeciras de Pinamar. Pero en cuestión de horas, no queda nadie preso. El motivo: la justicia no encuentra pistas contra ninguno de los acusados.

El asalto fue extraño desde el arranque. Se habló de un robo de 700 mil pesos, después se habló de 500 mil y luego de 350 mil. Se habló de un asalto llave en mano. Se llegó a decir que el robo no había existido.

Pero lo concretó es que a esta altura del caso, el fiscal de Pinamar, Juan Pablo Calderón, por el asalto, no tiene ningún imputado.

El tema es así. Un joven de apellido Novielo, había sido capturado bajo la sospecha de haber rentado una habitación en el hotel, para dejar entrar a los asaltantes. Que alquiló la habitación es cierto. De lo otro no hay nada. Es más, el joven pudo probar que a la hora del asalto estaba en un boliche de la zona.

Dos amigos de este joven que también veraneaban en Pinamar habían sido detenidos como parte de la banda. Por ahora, siguen detenidos, pero no por el asalto. El tema es que les allanaron las casas y les encontraron armas ilegítimas.

Cuando se detiene a gente inocente en una causa se la llama “perejiles”. En esta historia, los perejiles vienen asomando. De ser así es triste, y lamentable, una vez más.


Fuente:

Deja tu comentario