Emprendedores de Ingeniería en un festival de innovación pública

Estudiantes y docentes de la Facultad de Ingeniería participaron del Primer Festival de Innovación Pública denominado Findemo, un evento con actividades recreativas, culturales, sociales y de innovación, para diseñar soluciones de gobierno.

-------------------------------------------


Un grupo de estudiantes y docentes de la Facultad de Ingeniería de la Unicén participó recientemente del primer Festival de Innovación Pública denominado Findemo, una experiencia internacional donde varios equipos debían diseñar soluciones para problemáticas de gobierno.

Este concurso se realizó durante el último fin de semana de marzo en el Centro Cultural General San Martín, de la ciudad de Buenos Aires, hasta donde llegó el contingente de docentes, estudiantes, y no docentes de la Facultad olavarriense.

Findemo es un evento que reunió emprendedores de gobierno y tecnológicos, así como profesores y estudiantes universitarios para que, con actividades culturales y de innovación, crearan soluciones a retos de gobiernos centrándose en las personas y el equipo, para después hacer foco en el producto. El formato combinó actividades recreativas, culturales y sociales con actividades de innovación. El Festival fue impulsado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), junto al Programa Regional de Emprendedorismo e Innovación en Ingeniería (Precitye), y la firma estadounidense Policy Lab, vinculada a la innovación en el sector público.

Con la presencia de representantes de varios países de Latinoamérica, unas 150 personas se distribuyeron en distintos grupos de trabajo. Para enriquecer las actividades, se disgregaron en diez grupos todos los que formaban parte de un equipo o institución.

Así, se presentaron cinco desafíos para que los grupos trabajen en sus soluciones. Uno, sobre la generación de un sistema de información regional para el desarrollo agropecuario de países Cono Sur; otro sobre la gamificación de gobierno abierto para niños de escuelas primarias y secundarias, que implica el uso de técnicas propias de los juegos, en este caso para educar a jóvenes a través de videojuegos.

Otro desafío se ocupaba de la creación de una base única de seguridad social para el Mercosur, para que los trabajadores puedan beneficiarse de sus aportes en cualquiera de los países socios.

Un desafío más buscaba soluciones para el tránsito en la ciudad de Buenos Aires, con métodos para evitar congestionamientos y dispositivos y aplicaciones que permitan predecir problemas de tránsito.

El último desafío planteaba la necesidad de generar un lugar multiuso para trabajar en emprendimientos turísticos ubicado en la comunidad nicaragüense de Tola.



Ideas creativas

Los representantes de Ingeniería que viajaron a Findemo forman parte del Proyecto de Extensión para Emprendedores (PEPE), que impulsa la Facultad para lograr la inclusión social. Ellos son los estudiantes Luciana Mentasti, Mariana Leal, Renzo Barrionuevo, Marianela Ferros, María Paula Bertolli, Evelyn Bender, María Lourdes Marote, Fernando Constanzo, Gabriela Únzaga, Marcos Gini, Matías Ferreyra, Marcos Pascua, Juan Di Nardo, y el no docente Marcelo Arce. También como integrantes del PEPE asistieron Federico Vercelli, y Eugenia Berrueta, miembro del programa nacional Jóvenes Emprendedores Rurales, además del secretario de Extensión, Vinculación y Transferencia de la Facultad y director del PEPE, Marcos Lavandera.

En 48 horas, todos los emprendedores que participaron del festival debieron resolver los desafíos planteados y exponer las propuestas, para ser evaluados por especialistas de distintos países.

Varios estudiantes de Ingeniería participaron de dos de los grupos que trabajaron en el desafío vinculado al tránsito en Buenos Aires. Ellos se ocuparon de una aplicación de ubicación satelital mejorada, para establecer un camino óptimo. Otra de las propuestas para el desafío, que se adjudicó un premio en la categoría, fue un planteo para que taxis actúen como termómetro del tránsito, así como la idea de instalar en ellos dispositivos que permitan reconocer ciertas dinámicas urbanas para poder anticipar acciones.

Otro de los desafíos premiados estuvo integrado en su mayoría por representantes de la Facultad, vinculado a la promoción turística en un pueblo de Nicaragua. “Sume” fue parte de la solución emprendedora para generar un espacio físico que inspire a los habitantes de Tola para elaborar productos y fomentar actividades que permitan obtener beneficios del turismo en esa zona. Se trabajó sobre la idea de un hackspa, como centro que funcione en sí como un punto turístico, donde emprendedores y turistas se relacionen a través de espacios de co-creación de productos locales. Esta propuesta ganó dos premios, uno vinculado a las características de las ideas en juego y su potencial de aplicación, y otro por su perfil humano.

Experiencias

Además de la competencia creativa, el evento activó las relaciones con otros grupos de emprendedores, promovió contactos, vinculó gustos personales en cada desafío, y articuló técnicas para el desarrollo de ideas.

Fue una experiencia enriquecedora para el contingente local, ya que alimentó lazos con otras asociaciones, movilizó acciones interdisciplinarias, y estableció momentos de distensión que también funcionaron como excusas para dialogar sobre innovación y creatividad.

Matías Ferreyra, estudiante de Ingeniería, admitió que “fue una experiencia espectacular, compartida durante tres días con gente de todo el país y del mundo. Aprendimos muchas cosas relacionadas al tema de innovación y el emprendedorismo. Se trabajó en equipos interdisciplinarios con buena onda, se crearon grupos de amigos, porque después de unos días seguimos en contacto por redes sociales”.

Por su parte, Fernando Constanzo subrayó que es “bueno poder aplicar conocimientos adquiridos durante la carrera en pos de solucionar problemas de la vida cotidiana de las personas”. Y adelantó que “tenemos ganas de armar un evento similar en Olavarría, para desarrollar el trabajo en equipo y la interrelación entre personas de distintos ámbitos, pensando en soluciones para Olavarría”.

Juan Di Nardo, a su tiempo, consideró “esencial que se pudo trabajar en equipo a pesar de la gran cantidad de personas involucradas. Fue gratificante poder trabajar juntos en una idea concreta y de fácil aplicación”. Por último, Renzo Barrionuevo definió a Findemo como “un espacio multicultural y multidisciplinario donde pudimos compartir charlas, desafíos, y buenos momentos”, cerró.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario