El reclamo del Cerro Largo llegó a la Cordillera de los Andes

Un grupo de olavarrienses hicieron cumbre en el Cerro El Plata, a casi 6 mil metros sobre el nivel del mar, un cordón montañoso de los Andes argentinos ubicado en la provincia de Mendoza. Tres de ellos son parte del grupo que encabezó las protestas en contra de la explotación del Cerro Largo en Sierras Bayas. “Esto, en parte, fue para reivindicar nuestra lucha”, dijo Bruno Vedellini, integrante de la expedición y ambientalista.

-----------------------------
Fotos: Sierras Bayas Mountain


Un grupo de expedicionarios locales hicieron cima en uno de los puntos más altos de la Cordillera de los Andes: se trata del Cerro El Plata, a casi 6 mil metos sobre el nivel del mar. Forma parte de un cordón montañoso ubicado en la provincia de Mendoza.

El desafío contó con tres ambientalistas de Sierras Bayas, que desde hace un tiempo están luchando contra la explotación del Cerro Largo. Aprovecharon esta oportunidad para que su reclamo “estuviera presente” en uno de los cordones de montañas más altos del mundo.

Bruno Vedelini, integrante de la expedición y ambientalista, reconoció a Infoeme que Desde el principio habíamos hablado con los otros chicos de Sierras Bayas, que junto conmigo habíamos arrancado con las manifestaciones por el Cerro Largo, de realizar alguna movida como esta. Los tres llevamos remeras y banderas” y agregó que “esto fue para reivindicar nuestra lucha”.

“Era un grupo grande, nueve en total. Éramos algunos de Olavarría, de Sierras Bayas, de Buenos Aires y de Tandil. El 12 de enero viajamos a Mendoza y el 13 comenzamos la excursión”, explicó.

Respecto a la preparación para este exigente desafío, Vedelini comentó que “no hubo entrenamiento previo, cada uno tiene sus actividades y esta es una actividad extra entre el hobbie y lo deportivo. El entrenamiento en sí es estar en la montaña, la expedición fue de ocho días. En esos días tenés que estar en lugares con mucha altura, entonces durante esos días es todo entrenamiento, más allá de que en las fotos sea todo disfrute. Del primer día hasta el último era ascensos, bajar, descansar y así ir avanzando y estar aclimatados para encarar la cumbre”.



Tanto para él como para sus tres compañeros sierrabayenses esta fue su tercera expedición: “En el 2012 escalamos el Lanín y en 2013 el cerro Domuyo en Neuquén que es el punto más alto de la Patagonia”.

Respecto a las claves para soportar la altura y las bajas temperaturas sostuvo que “ es importante contar con buen calzado, ropa de abrigo ideal para esto que no es ropa cualquiera. Una buena bolsa de dormir para la noche… y mucha paciencia. El guía nuestro nos decía que el 70% de esto es la cabeza, el resto es preparación e indumentaria. Tenés que estar 18 o 20 horas caminando, ahí te tenés que olvidar de la cumbre, olvidarte de todo porque te empieza a jugar la cabeza en contra”.

Gustavo Sánchez es un medico olavarriense que también participó de la expedición: “no fui como médico pero terminé trabajando de médico. Uno de los compañeros tuvo una neumonía allá arriba así que uno aprovecha y les da una mano”, relató sus vivencias en la montaña.

“Más que el estado físico, el mayor problema tiene que ver con el estado del ambiente. Vos podes estar muy preparado pero a veces las condiciones son aterradoras. Había días que andábamos de remera manga corta y en lugares con nieve te llenabas de camperas y te morías de frío igual”, describió el profesional

Por último, Sánchez recordó “una de las cosas que me quedaron grabadas a fuego”: “Fue que por primera vez en mi vida escuché el silencio. No escuchas absolutamente nada”.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario