El Papa Francisco cumple 79 años

Jorge Mario Bergoglio nació en la ciudad de Buenos Aires el 17 de diciembre de 1936, hijo de un matrimonio de inmigrantes italianos. Su trayectoria.

Jorge Mario Bergoglio, consagrado como el 266º Papa de la Iglesia Católica, nació en la ciudad de Buenos Aires el 17 de diciembre de 1936, hijo de un matrimonio de inmigrantes italianos, Mario Bergoglio (empleado ferroviario) y Regina (ama de casa). El ahora llamado Francisco I cumple hoy 79 años.

El Sumo Pontífice egresó de la escuela secundaria industrial E.N.E.T Nº 27 Hipólito Yrigoyen, con el título de técnico químico. Pero en 1957, cuando tenía 21 años, su vida dio un giro de 180 grados al decidir convertirse en sacerdote. Para ello ingresó en el seminario del barrio Villa Devoto, como novicio de la orden jesuita. Allí comenzó su larga carrera eclesiástica que lo consagró en 1992 como Cardenal de Buenos Aires.

A poco de ordenarse sufrió problemas respiratorios que derivaron en una operación que lo dejó con un pulmón menos. Su espiritualidad y carácter llamaron lo hicieron destacar a lo largo de toda su carrera.

Luego de desempeñarse como vicario general del cardenal Antonio Quarracino, el 3 de junio de 1997 fue designado arzobispo coadjutor de Buenos Aires con derecho a sucesión, por lo que ocupó el cargo de su mentor en el episcopado tras su muerte, el 28 de febrero de 1998, convirtiéndose también en el gran canciller de la Universidad Católica Argentina. Bergoglio también fue presidente de la Conferencia Episcopal Argentina hasta 2011, año en que fue reemplazado por el arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo.

El 13 de marzo de 2013 fue elegido como el Papa 266 de forma sorpresiva, dado que no figuraba en los sondeos que los principales vaticanistas hacían en la previa para suceder al alemán Joseph Ratzinger. El entonces arzobispo de Buenos Aires logró los dos tercios de los votos necesarios para ser designado en la quinta votación.

En sus dos años como Papa destacó por su austeridad y a día de hoy cumplió las expectativas de ser una renovación para la Iglesia. El Sumo Pontífice sentó las bases de un cambio que modernizó al catolicismo con ideas renovadoras y rupturistas.

Hace unos días en ambientes gubernamentales suscitó suspicacias que Francisco no haya saludado ni enviado un mensaje al presidente Mauricio Macri tras el cambio doce años de kirchnerismo, aunque envió al nuncio apostólico, monseñor Eliseo Ariotti, como su representante a la ceremonia de asunción. No obstante, en ambientes eclesiásticos descomprimieron la polémica, al afirmar que se trató de una cuestión "meramente protocolar" y habitual al funcionamiento diplomático de la Santa Sede.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario