El Municipio dijo que había intimado a los dueños a demoler el edificio

Mediante un informe recordó que en 2014, la propietaria del edificio de Alsina y Necochea en conjunto con una arquitecta requirieron un permiso "de demolición de la propiedad" que fue avalado por una Comisión de Planificación Urbana. Y que en marzo de 2015 labró actas "intimando" a que se materialice la acción.

Tras el derrumbe del edificio ubicado en calle Alsina y Necochea, el Gobierno Municipal brindó un informe en donde explicó que había intimado a los dueños a demoler el edificio tras no concretarse el pedido que la propia propietaria había realizado para llevar a cabo la tarea.

Según expresa el documento, la agencia de Planificación Urbana y Unidad Coordinadora de Obras y Catastro "en el mes de septiembre de 2014 en carácter de propietario Patricia Lenzetti conjuntamente con la arquitecta Adriana Méndez como profesional interviniente requirieron a la Municipalidad considerar el permiso de demolición de la propiedad ubicada en Necochea y Alsina".

"Dicha solicitud requirió la intervención de los organismos técnicos comunales y de 12 miembros de la Comisión de Planificación Urbana integrada por los Colegios de Ingenieros, Arquitectos y Técnicos, Conservación de Patrimonio, y con presencia de la responsable profesional del inmueble, Adriana Méndez. Todos los mencionados, y en consenso, se autorizó 'dar lugar al petitorio de demolición'.

Agrega que el Municipio "solicitó a la Arquitecta Adriana Méndez el informe técnico del estado del edificio el cual fue presentado y refrendado por la misma" y advirtió que "con fecha Marzo del año 2015 el Municipio labró actas intimando a la materialización de la misma siendo que era la propietaria y la profesional actuante quienes la habían solicitado. En dicha acta la profesional Adriana Méndez se compromete 'a realizar la demolición y construcción de muro en la vereda'" dijo.

Además manifestaron "que el inmueble se encontraba vallado y apuntalado".

Fuente:

Deja tu comentario