El martes comenzará el juicio contra “Cebolla” Scheinsohn

Así lo confirmaron desde la defensa de Leticia Massolo, la mujer que sobrevivió a una feroz golpiza en 2004 donde murió su madre de 84 años. Scheinsohn pasó un largo tiempo prófugo por el crimen, cayó detenido en Brasil por un delito menor y fue extraditado en 2011. A nueve años del brutal asesinato, finalmente será juzgado.

----------------

A punto de cumplirse dos años de su extradición y traslado a Olavarría, y nueve del brutal asesinato de una mujer en el barrio Mariano Moreno por el cual está imputado, Juan Bernardo “Cebolla” Scheinsohn, el prófugo más buscado de la historia olavarriense, finalmente será sometido a juicio oral en los Tribunales de Azul desde el próximo martes.

Así lo confirmaron desde la defensa de Leticia Massolo, la mujer que sobrevivió a una bestial golpiza de Scheinsohn contra ella y su madre, Ana Del Zotto de Massolo (84) el 20 de octubre de 2004 en el domicilio donde ambas vivían, España 3479. El agresor utilizó un sifón recargable. A Ana la mató y a Leticia creyó matarla, porque la abandonó sin saber que se recuperaría lentamente y daría luego su testimonio a la policía.

Scheinsohn estuvo tres años prófugo por el crimen hasta que cayó detenido en Porto Seguro (nordeste de Brasil) por un delito mucho menor (hurto y portación de documento falso). Y pasaron cuatro años más para su extradición a la Argentina.

El juicio contra “Cebolla” Scheinsohn -hoy de 38 años-, quien está imputado por “homicidio e intento de asesinato”, se desarrollará entre el martes y viernes de la semana que viene en el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Azul integrado por los jueces Joaquín Duba, Martín Céspedes y Gustavo Borghi.

La acusación será llevada adelante por el fiscal azuleño Luis Surget, mientras que el abogado Javier Orsi representará a Leticia Massolo. Por su parte, la defensa del acusado la asumirá el defensor oficial Samuel Bendersky.

Cabe recordar que este juicio estaba previsto para marzo, pero se postergó aquella vez por la crítica situación de las fiscalías locales, cuando el caso lo llevaba la fiscal Viviana Beytía. Se decidió entonces que los fiscales de Olavarría no concurran más a los juicios en Azul y la causa pasó a manos del fiscal Surget.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario