El Fortín y su básquet crecen a buen ritmo

En la primera práctica, cuando comenzaron este sueño en el 2010, eran cinco chicos. Hoy son casi 100 los que practican la disciplina. Un pibe de 15 años ya debutó en Primera y otro de 13 quedó en la selección olavarriense. Arrondo y Lafleur se animan a apostar para algo más en el próximo torneo de mayores tras el arribo de Rinaldi y la llegada de Santiago Alloggia más la base del plantel.

------------

Hace algo más de tres años, El Fortín comenzaba oficialmente a pensar en básquet y apostó sumar una nueva disciplina para el barrio de atrás de la vía. El trabajo de Arrondo y Lafleur viene superando las expectativas y la realidad es que hoy se ven el crecimiento logrado.

Mariano Arrondo comenzó su charla recordando que comenzaron a trabajar en El Fortín “en marzo de 2010. En ese momento con las categorías escalitas, mini y pre-mini (que no son competitivas). Siempre nos acordamos que en la primera clase había cinco chicos”, señaló entre risas.

Pero “a lo largo de ese mismo año se sumaron más chicos, cerca de cincuenta, y nos pusimos el objetivo de competir en el 2011 en alguna categoría”.

La realidad es que hoy se dieron varios pasos hacia delante. Al respecto, el otro entrenador fortinero, Federico Lafleur, explicó que “uno a la hora de encarar un proyecto tiene la esperanza de que las cosas van a llegar en algún momento. Apuntábamos a juntar chicos del barrio y después se fueron acercando de distintos barrios. Así se armó un lindo grupo y nos sorprende como pudimos ir formando las categorías”.

Ya en el segundo año del proceso, “pudimos entrar en las categorías competitivas, en Sub 13 y el resultado fue increíble porque nos presentamos para darle rodaje a los chicos y terminamos jugando las dos finales del año. El año pasado le agregamos Sub 15 y Primera”, indicó Lafleur.

Pero el arribo de la Primera surgió porque Arrondo trabajó con “el Zurdo (Juan Bourgeois) en Ferro y me entusiasmó la idea de trabajar con los adultos también. Se habló con la dirigencia y nos dieron el visto bueno para arrancar. El objetivo era tratar de estar a la altura de las circunstancias, jugar, no desentonar y darles un espejo a los chicos de abajo. La verdad es que todo lo que nos propusimos, pasó”.

Este proyecto contempla como primera medida “armar toda la estructura hasta juveniles, que para eso aún nos falta Sub 17 y 19. Una vez que se cumpla eso, buscar la Primera con algunos adultos y chicos de las inferiores”, contó Arrondo.



Luego sostuvo que “el dato sobresaliente del año fue que tuvimos a un chico de las inferiores sentado en el banco de Primera, Gabriel Villamayor (sub 15), quien debutó en el clásico con Ferro y no desentonó. Entró faltando tres minutos, defendió bien y hasta medió un doble. Íbamos perdiendo por una importante ventaja pero que juegue como jugó, me llenó de orgullo”.

Para Lafleur, los “logros los vemos semestre a semestre. Los chicos progresan y a veces nos sorprendemos hasta nosotros mismos porque el gran desempeño que tienen. Más que nada en las más chicas cuando están dando el paso a la adolescencia”.

También destacó “el grupo de padres que trabaja en el Club. Todos tiran para el mismo lado y no se ve en muchos lados. Acompañan a sus hijos a todos lados. Todo el financiamiento de las formativas sale de ellos y desde la dirigencia pagan lo de Primera, el sueldo de los profes, ponen los materiales y nos dan el lugar”, informó Arrondo.

Pero algo muy importante había quedado en el tintero, se trata de otro gran objetivo cumplido en este 2013 y fue Lafleur el encargado de recordarlo: “en la historia de El Fortín, nunca un chico había formado parte de la selección olavarriense sub 13 como Valentín Lucini (12 años). Fue citado junto a otros dos chicos más a la preselección, algo no menor. Con esto nos damos cuenta que se están haciendo las cosas bien y hasta entrenadores de la tira A (El Fortín juega en la B), nos dicen que con los equipos que tenemos podemos hacer algo decoroso contra ellos”.

Los plazos “no estaban armados así. Nunca hubiéramos imaginado este momento en cuatro años de laburo y creyendo que en dos más vamos a tener toda la estructura de básquet armada y El Fortín presente en todas las categorías. Apunto a más allá del resultado, al reconocimiento de la gente del básquet en Olavarría”, dijo orgulloso Arrondo.

Sobre la Primera división, el entrenador sostuvo que “ninguno nos pasó por arriba y eso que jugamos contra equipos que son muy fuertes, de otro nivel. Nos llena saber que estamos creciendo y que en algún momento podamos llegar a la altura de otros pibes. Se armó un lindo equipo con chicos comprometidos con la situación. Siento que este torneo vamos a estar ahí, necesitábamos un jugador importante que ahora lo tenemos a Paul Rinaldi que nos mete 20 o 25 puntos por partido y vamos a sumar a Santiago Alloggia, que también se va a acoplar bárbaro para poder pensar en otra cosa”.

El amor propio y pensar que el crecimiento es posible, lograron que Arrondo junto a Lafleur, le den rienda suelta a la ilusión y de a poco convierten sus sueños en realidad.








Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Las más Leídas en Infoeme