"El Estado que la estaba juzgando es el mismo que en su momento no la había protegido"

Lo dijo a Infoeme Laurana Malacalza, coordinadora del Observatorio de Violencia de Género de la Defensoría del Pueblo, al referirse al caso de Delia Moyano, la mujer que este miércoles fue declarada inocente respecto de la acusación por la muerte de Jorge Raúl Cuello.

Este miércoles, una mujer acusada del crimen de su pareja fue absuelta. El Tribunal Oral Criminal N° 1 de Azul declaró inocente a Delia Rosa Moyano (34) la mujer que estaba acusada de asesinar a su pareja, Jorge Raúl Cuello (60) a mediados de 2013 en Espigas.

Antes de la sentencia, desde el Observatorio de Violencia de Género de la Defensoría del Pueblo presentaron un escrito porque "tomamos contacto sobre la situación de esta causa a partir de los organismos de Derechos Humanos de Azul, y a partir de allí lo que hicimos fue una presentación judicial, antes del dictado de la sentencia, tratando de que la sentencia tenga en cuenta el contexto de violencia de género en la que Delia había vivido en los últimos años", indicó la coordinadora Laurana Malacalza.

"Principalmente esto se enmarca en lo que se denomina la legítima defensa y la aplicación de la legítima defensa en contexto de violencia de género da cuenta de estas particularidades que tiene, de los efectos que produce la violencia en la vida de una mujer y en la de sus hijos, y sobre todo teniendo en cuenta que ella había presentado varias denuncias y exposiciones civiles en la policía, sin que eso tramitara como causa judicial, y que desde allí tampoco se pudiese dar la protección que ella en algunos momentos había recurrido a buscar al Estado", continuó Malacalza.

Entonces este mismo Estado que la estaba juzgando es el que en su momento no la había protegido.

"Y a partir de allí lo que tratamos de buscar es toda la jurisprudencia que hay en términos de legitima defensa, tanto a nivel nacional como a nivel internacional: hay casos muy emblemáticos que han ocurrido en otras provincias, incluso un caso que llegó a la Corte Suprema de la Nación, que es el caso Leiva, donde también en situaciones similares se establece como una medida absolutoria la legítima defensa de una mujer víctima de la violencia frente a un varón con mucha más fuerza y muchos más años", indicó.

Malacalza destacó que en otros casos similares se decidió por la culpabilidad, sin tener en cuenta el contexto de violencia, y esas mujeres están detenidas, entonces "nos parece sumamente favorable esta sentencia porque va sentando las jurisprudencias que se necesitan para otras situaciones. Sienta ese precedente importantísimo para que tanto los defensores como los fiscales evalúen el contexto de violencia de género en el que ocurren determinados hechos, porque es preocupante la imputación del fiscal, es una imputación por condena perpetua, desconociendo todos los antecedentes y la discusión pública que hay con respecto a la violencia contra las mujeres".

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario