El clásico se quedó en el "Domingo Colasurdo"

Ferro derrotó a Racing por 1 a 0 en el debut de ambos en el Federal B. Juan Longhini, a los '18 del primer tiempo, le dio la victoria a los de Daniel Torrisi. Mirá la galería de imágenes.

Fotos: Alejandro Casamayou

Ferro venció este domingo a Racing en la primera fecha de la Zona 2 del Federal B de fútbol. Juan Longhini, a los 18 minutos de la primera etapa, marcó el tanto que significó la victoria para los dirigidos por Daniel Torrisi.

El "Domingo Colasurdo" albergó un partido entretenido, donde las durezas de la pretemporada marcaron, quizás, algunas de las tendencias del encuentro. Cada cual con su idea; Racing con más empuje que juego y Ferro con intenciones pero con falta de fineza.

Esa norma se respetó a lo largo de casi todo el encuentro. El que propuso primero fue el "Chaira". Los de Molina dominaron el primer cuarto de hora a fuerza de presión en terreno contrario y bochazos largos que complicaron a la defensa local, sumado a un par de centros-arco que con la complicidad del sol, complicaron más de lo pensado a Mocoroa.

A los 13' se vio la primera clara. Laguardia escaló por izquierda, jugó una pared con Castellanos, eludió a Monclús y quedó de frente al arco de la calle Balcarce, pero –zurdo neto- remató débil de derecha.

Después de los 15' Ferro se paró mejor y equilibró las cosas. Quiso comenzar a establecer su juego, y quien lo impuso en un segundo de viveza fue Gargaglione. A los 18', el volante vio a Maldonado solo, fuera del cúmulo de jugadores que rodeaban la jugada, lo habilitó, el mediocampista (este domingo hizo las veces de punta) conectó la pelota con un "tres dedos" ante el achique de Ramírez y en el camino hacia el saque de arco Longhini corrigió la trayectoria para dejarla en el fondo de la red.

Más allá del desequilibro en el marcador, las tendencias se mantuvieron. Racing siguió yendo y a los 26 minutos tuvo la chance más clara para empatar. Draghi encontró un rebote dentro del área, enganchó ante Irusta y desde el punto penal sacó un zurdazo que pasó rozando el palo de Mocoroa.

Más tarde, dos tiros libres -uno de Ordozgoiti y otro de Fassi-, sumados a un remate de Castellanos que hizo revolcar al "1" local, fueron las jugadas con las que contaron los de Molina para llegar a la paridad.

Así terminó el primer tiempo. Parejo. Cada cual supo generar algo con su estilo, o al menos lo que estuvo al alcance de sus manos en el primer partido oficial luego de la pretemporada.

Para el complemento, Molina movió las fichas. Afuera Magariño y adentro Espinoza. Tres abajo, Santellán al medio y el recién ingresado de punta, simil Ordozgoiti. Pero la variante táctica no surgió efecto en el terreno.

El visitante, "obligado", continuó con las intenciones de empatar, casi sin juego, pero con las fichas puestas en el desequilibrio individual de Espinoza. El local, por su parte, a la expectativa, consciente de que Racing iba a ir a buscarlo y los espacios comenzarían a aparecer.

A los '10, Ferro tuvo una clara en pies de Janson. Longhini tiró un taco y el "10" sacó un zurdazo que despertó, primero la esperanza, y luego las lamentaciones en los hinchas locales.

Más tarde, fue el turno del entrenador local para iniciar las variantes. Esperó a ver qué hacía el "Chaira" y ante los inminentes espacios que comenzaron a generarse, mandó a Piecenti por Maldonado y a Leiva por Monclús, para dar aire nuevo y aprovechar los huecos.

Y si bien no amplió la ventaja, a partir de allí el "Carbonero" mostró su mejor cara. La del juego asociado que pregona Torrisi. A los 24', Piecenti jugó una pared con Janson, le tiró un centro al segundo palo a Longhini y el goleador calzó una volea que se estrelló en el horizontal de Ramírez.

Enseguida, una jugada confusa dejó mano a mano a Piecenti, quien ante la sorpresa, demoró en reaccionar y definió erráticamente.

Si bien Ferro esperaba y Racing iba, las más claras del segundo tiempo fueron para el local. El "Chaira", por su parte, comenzó a quedarse sin ideas y caer en el nerviosismo.

Prueba de ello es la roja que vio Gomba a los 42 minutos. El volante, con la jugada terminada, pisó en el suelo a Benítez, Arce lo vio y lo mandó a los vestuarios.

Sobre el final, casi sin esperarlo, Racing estuvo cerca del empate. Ordozgoiti se encontró una pelota picando en el área, y con el arco de frente, remató a las manos de Mocoroa.


Embed


Así, el clásico fue para Ferro, en su cancha y con su gente. Racing generó ocasiones, a su manera supo complicar al local, pero éste aprovechó la primera que tuvo y luego, con el trámite del partido a su favor, encontró espacios que con un poco más de eficacia podrían haber significado algo más que el 1 a 0 final.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario