"El campo es el gran motor que tiene este país"

En la ciudad correntina de Curuzú Cuatiá, Macri llamó a "dejar de ser el granero del mundo" y pidió "el mismo compromiso de la mano de los grandes empresarios, los grandes inversores".

El presidente Mauricio Macri cuestionó hoy que el país mantuviera durante "años" una serie de "conflictos innecesarios y hasta estúpidos" con el sector agropecuario, durante una reunión con productores de Corrientes, donde convocó a "dejar de ser el granero del mundo para pasar a ser el supermercado del mundo".

"El campo argentino es un gran motor que tiene este país", dijo Macri y criticó la persistencia durante "años" de una serie de "conflictos innecesarios, inútiles y hasta estúpidos entre un gobierno", en referencia al kirchnerismo, y "este sector tan pujante".

En ese sentido, remarcó que "finalmente llegó la hora" en la que todos los sectores conformen "un gran equipo".

Macri encabezó un encuentro con productores rurales en la estancia San Celestino, ubicada a 20 kilómetros de la ciudad de Curuzú Cuatiá, acompañado por el gobernador local, Ricardo Colombi, y los ministros Rogelio Frigerio (Interior) y Ricardo Buryaile (Agroindustria), entre otros funcionarios.

En su discurso, el mandatario sostuvo que "todas las reformas y anuncios" del Gobierno de "los últimos días" están en línea con la "preocupación" de que "haya oportunidades de trabajo, empezando por el pequeño productor".

Macri remarcó que para su administración "ahora el desafío es dejar de ser el granero del mundo para pasar a ser el supermercado del mundo".

"La Argentina espera, a partir de haber votado cada uno en su lugar, por su gobernador, que a partir de este momento seamos un único y gran equipo: presidente, gobernadores e intendentes, todos trabajando para que Argentina vuelva a crecer", enfatizó.

En ese sentido, se comprometió a impulsar medidas que busquen "poblar equilibradamente" el país, porque su "sueño" es que "cada correntino que haya abandonado esta provincia por falta de trabajo, pueda volver".

Acompañado además por el senador por Entre Ríos Alfredo De Angeli, planteó que si bien es "importante" el "esfuerzo, dedicación y compromiso que ponen los trabajadores rurales argentinos", también es necesaria la colaboración de "los empresarios y los grandes productores".

Asimismo, se comprometió a "recuperar el valor de la palabra" y "generar confianza entre unos y otros" para que "cada uno ayude a aquel que puede crecer y producir, pare que de pequeño productor pase a mediano y gran productor".

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario