Educación e inclusión: ejes de la apertura del Congreso Integración por el Arte

Más de 300 personas participarán del Congreso de Integración por el Arte que se desarrollará hasta el viernes en nuestra ciudad. El presbítero colombiano Gabriel Mejía Montoya y el intendente José Eseverri fueron los oradores en la jornada.


Este martes se llevó a cabo en el Teatro Municipal el acto de apertura del Congreso de Integración por el Arte que se desarrollará en nuestra Ciudad hasta el próximo viernes.

El encuentro reúne a unos 300 asistentes y tendrá sedes en el Teatro Municipal, Salón Rivadavia, Paseo Jesús Mendía, Plaza Central y Casa del Bicentenario y ofrecerá variadas e interesantes propuestas: talleres, espectáculos, conferencias, intervenciones urbanas, clases abiertas, muestras, cine, para disfrute y aprendizaje de toda la familia.

Los discursos de apertura estuvieron a cargo del presbítero colombiano Gabriel Mejía Montoya y el intendente José Eseverri.

El primero en tomar la palabra fue Mejía Montoya quien agradeció la invitación y "poder acompañar de estas expresiones que hablan de la calidad y la calidez que se vive acá en Olavarría".

"Encontrar educadores y personas que dan lo mejor de si mismo para transformar el país, a las personas es inspirador. He venido tres o cuatro veces a Olavarría y me unen vínculos muy estrechos con Cumelén, porque hace muchos años en Colombia tenemos 4500 jóvenes en 58 centros terapéuticos. Chicos del conflicto armado colombiano, chicos con problemas de droga de conducta, niños de 8 a 10 años que han estado metido en una guerra ajena y saber que han pasado más de 70 personas por nuestra institución que han podido encontrar su camino" agregó.

El presbítero consideró que "la calidad de los centros de educación depende de la calidad de las personas que los educan" y recordó una visita a una escuela de Chile "Conocí una pequeña escuelita que tenía una frase en la puerta que decía 'Si no amas no eduques'. Los chicos que llegan a nuestros programas tienen un potencial infinito. Los niños son una danza de la creación. Un niño es potencia pura y potencialidad infinita. La imagen más perfecta de Dios. Educar a los niños en la mejor inversión que puede hacer la sociedad" subrayó.

"Los chicos no interfieren nuestro trabajo porque son el objetivo de nuestro trabajo. Son personas que nos exponen, sus deseos, preocupaciones. Nuestro trabajo consiste en escuchar y acompañar a estas personas en su espiritualidad y su proyecto de vida" sostuvo.

Por su parte, el intendente José Eseverri felicitó a los organizadores: "Es la apertura con mayor cantidad de gente que estamos haciendo de este Congreso y es una buena época para reflexionar sobre el presente, sobre lo que nos ha estado pasando en Argentina y lo que tenemos que hacer para el futuro. Hemos transitado un camino en el que se ha construido mucho con las personas con discapacidad y su familia. Desde lo arquitectónico en el espacio público, el trabajo en el sistema educativo, en el trabajo de la cobertura social, la apertura del mundo del trabajo a las personas con discapacidad".

"Creo que tenemos que empezar a revisar nuestros propios paradigmas de trabajo. Los gobernantes nos vamos rodeando de médicos, docentes, trabajadores. Y a veces empieza a pasar que el eje no son las personas destinatarias de las políticas sino quienes las hacen, quienes las ejecutan. Las personas con discapacidad son más importantes que todo el sistema que se ha ido armando alrededor de los centros. Y revisar paradigmas es sacudir estructuras. Hay que poner el eje en las personas con discapacidad y sus capacidades para estudiar, en sus capacidades laborales, para participar en el deporte, en el arte a partir de pasar de la integración a la inclusión" finalizó.







Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario